Opción YO

La añoranza del migrante

Categoría: MI YO INTERIOR

Cuando una persona o grupo se plantea salir de su lugar de origen atraviesa un proceso natural de duelo, en donde todo se extraña.

La añoranza del migrante

Migrar implica movernos de nuestro lugar de origen en otra dirección, a otro destino. 


Pueden haber muchas razones para ello, económicas, políticas, estudio, trabajo, amor, guerras, etc.  Cuando una persona o grupo se plantea salir de su lugar de origen atraviesa un proceso natural de duelo, en donde todo se extraña.

Es una situación compleja por que conlleva desprenderse de muchas cosas. Es un gran reto. 

Este duelo es diferente a otros, y se divide en 3 etapas: 

La etapa preparatoria. Cuando comenzamos los preparativos para emigrar al nuevo país, la despedida de nuestros seres queridos, de la casa, de los lugares frecuentados…etc. Aquí hay una mezcla de tristeza por lo que se deja y alegría junto con esperanza por lo que vendrá.


La etapa de asentamiento. Al comienzo de esto puede darse un proceso de sobre adaptación, que tiene que ver con cierta idealización del nuevo lugar. Poco a poco  nuestros ojos empiezan  a observar con criterio más de realidad .  

Comenzamos a examinar con  que herramientas internas contamos para afrontar la nueva vida teniendo en cuenta que ya no poseemos la red de contención emocional que teníamos.  Esto despierta  sentimientos de soledad, añoranza, tristeza, miedo a lo desconocido. Surge una especie de “montaña rusa” de emociones, donde hay días que uno se quiere comer al mundo y otros que tomaría el primer avión de regreso. 


Fase de adaptación. Acepto lo que tengo. Vivo el presente. Busco mis propias fortalezas para lograr la integración plena a una sociedad diferente. Sin perder de vista que es inevitable vivenciar cierto choque cultural, que hace a las diferencias de comidas, clima, costumbres, olores, ruidos, referentes culturales.    El ser humano tiene una gran capacidad de adaptación, de resiliencia, muchas veces superior a lo  que creemos, y solo cuando salimos de la zona de confort logramos poner en marcha estos recursos.  Disfrutar de las cosas pequeñas que se van descubriendo y entablar relaciones afectivas con personas o grupos son elementos determinantes para el éxito en la integración a una nueva realidad. Tener en cuenta que el aislamiento es uno de los principales factores de riesgo para la salud mental. 


¿Como afrontar esto sin que cause estragos en nuestra emocionalidad?
¿Como evitar la tristeza profunda, la ansiedad o el sentimiento de fracaso en el proceso migratorio?  


En primer lugar, siendo flexibles, no aferrarnos a nuestras creencias, sino que esforzarnos para armonizar con el entorno. Empatizar con la nueva cultura, aceptar y aprender nuevas costumbres, modismos, que al comienzo pueden ser muy extraños y con el paso del tiempo se van incorporando a nuestra vida cotidiana.


Estar presentes en el aquí y ahora de la nueva vida, no permanecer añorando lo que se dejó, esto solo alimenta la tristeza. Estar físicamente en un país, pero mentalmente en otro es un detonante para que se desaten emociones no deseadas, como angustia, irritabilidad, disconformidad.


Las decisiones que tomamos en determinado momento de la vida no están “escritas sobre piedra”.  Aunque tengas un plan, una hoja de ruta, eso puede variar en el camino si por algún motivo sientes que eso funciona, no lo vivas como un fracaso, sino tómalo como una experiencia más. La incertidumbre es parte de la vida, es imposible anticiparse a todos los escenarios.


No refugiarse en la queja, sino en las cosas positivas de tu alrededor.


¿Qué implica elaborar un duelo migratorio?

No se trata de que un día mágicamente se deje de añorar el país de origen, sino de ser CONCIENTES de las cosas a las que hemos renunciado por vivir en otro país, y las que hemos ganado con ello. Aceptar sentirnos en ocasiones tristes, pero sin que ello nos impida construir un proyecto de vida en el lugar que decidimos quedarnos. 

Súmate HOY a las miles de personas que como tu, han decidido transformar sus vidas.

Es tiempo de decir YO.

Si estás pensando en hacerte daño a ti mismo o a otras personas, o si sientes que estás pasando por una emergencia no utilices este web site. Comunícate inmediatamente con los servicios de emergencia de tu localidad.

x