Opción YO

¿Por qué aún con buenas intenciones tomamos malas decisiones?

Categoría: MI YO Profesional

Jack Zenger y Joseph Folkman, directores de una consultora de desarrollo de liderazgo se tomaron muy en serio esta pregunta y plantearon las razones del fracaso en la toma de decisiones.

¿Por qué aún con buenas intenciones tomamos malas decisiones?

✔ Por flojera. La falta de verificación de los hechos, no buscar información adicional, exponerse y confiar demasiado en los resultados obtenidos en el pasado, las conclusiones erróneas.

✔ Por no anticipar eventos inesperados. Es desalentador considerar constantemente la posibilidad de eventos negativos en nuestras vidas, por lo tanto muchos tratan de evadir esos pensamientos. Desafortunadamente, las cosas malas suceden con bastante frecuencia. Si las personas se toman el tiempo para considerar qué podría salir mal, anticiparían muchos problemas. Pero el entusiasmo inicial es tan grande que nunca se toman el tiempo para hacer esa “diligencia debida”.

✔ Por indecisión. Se necesita valor para considerar que se han obtenido suficientes datos, estimar las consecuencias de manera responsable y luego avanzar. A menudo, la indecisión es peor que tomar una decisión equivocada.

✔ Por permanecer encerrados en el pasado. Quienes acostumbrados con lo que les funcionó en el pasado se niegan a nuevos enfoques. Olvidan que muchas consideraciones pierden vigencia.

✔ Por dependencia exagerada. La incapacidad de alcanzar una decisión porque una persona se apoya o espera a la otra. Los tomadores de decisiones efectivos encuentran una manera de actuar de forma independiente cuando es necesario.

✔ Porque el aislamiento evita la recolección de la información requerida. La incapacidad de construir redes de información o la avaricia por obtener el crédito de una decisión, redunda muchas veces en el fracaso.

✔ Por falta de profundidad técnica. La complejidad de las organizaciones implica conocimientos técnicos que no todos los decisores tienen. Un buen ejecutivo, a fin de lograr tomar las decisiones correctas necesita talento a su lado, apoyándolo.

Y como corolario de todas estas fallas, aún cuando se ha tomado una determinación, el éxito reside también en cómo comunicar una decisión, con su racionalidad e implicaciones, un paso fundamental para la implementación exitosa de la misma.

Súmate HOY a las miles de personas que como tu, han decidido transformar sus vidas.

Es tiempo de decir YO.

Si estás pensando en hacerte daño a ti mismo o a otras personas, o si sientes que estás pasando por una emergencia no utilices este web site. Comunícate inmediatamente con los servicios de emergencia de tu localidad.

x