Opción YO

La Desconfianza

Categoría: Mi YO FAMILIAR

Todos estamos familiarizados con las emociones básicas como la tristeza, la rabia y el miedo, pero una de las sensaciones más complejas suele ser la desconfianza.

La Desconfianza

Ella trae consigo un conjunto de emociones y de pensamientos que no brindan esa paz mental que tanto buscamos.

El sentirse desconfiado alude a la falta de seguridad, a la falta de confianza en uno mismo, es esa sospecha de que algo no va bien. Es la duda para actuar ante una situación, es la falta de esperanza y la poca expectativa que le colocamos a un ser querido, familia o pareja.

Para que la desconfianza llegue es necesario que hayas vivido una experiencia que te generó una gran decepción, convirtiéndote ahora en una persona mucho más alerta a los resultados negativos que pudieras encontrar en tu entorno. Aquellos resultados que nuevamente te causen algún daño.

Pero OJO la mayoría, y puede ser tú caso, no suele estar consciente del origen de su desconfianza, solamente lo atribuyen a un rasgo de la personalidad, como “yo soy extrovertida o espontanea o creativa”.

Esta bien ser precavido, pero cuando la desconfianza no te deja disfrutar, intentar nuevos retos o tener una relación sana con tu pareja, es cuando todo se complica:

1) Con el sueño: no logras dormir por pensar en todo lo que te causa suspicacia y que te generan ansiedad.

2)Con el humor: pasas de sentirte feliz a rápidamente preocupado y triste. Es esperable con lo constante e intensos que se vuelven tus pensamientos.

3)Con tu físico: ¿no notas que tienes más dolores de cabeza, de espalda, y el cuello?, esa es la constante tensión a la que te lleva la desconfianza.

Pero, siempre hay algo que puedes comenzar a hacer para ayudarte:

-Reflexiona antes de reclamar, piensa en lo que en verdad quieres decir, asegúrate de saber cuál es tu malestar.

-No olvides de tu cuidado externo e interno, cuando te sientes bien por todos lados irradias seguridad y esto influye en tus pensamientos.

-Cada vez que tengas esa sensación o ese pensamiento derivado de la desconfianza trata de enumerar la evidencia verídica y concreta que los compruebe.

-Comienza un trabajo de autoconocimiento para buscar el origen de esa desconfianza, así creas conocerla, vamos a sanarla. Un apoyo profesional te vendría muy bien.

Aquí en Opción Yo podemos brindarte todas las herramientas que necesitas para emprender este camino hacia tu propio bienestar. Recuerda que aun siendo tus propios pensamientos puedes ponerlos a prueba.

Súmate HOY a las miles de personas que como tú, han decidido transformar sus vidas.
Es tiempo de decir YO.

Si estás pensando en hacerte daño a ti mismo o a otras personas, o si sientes que estás pasando por una emergencia no utilices este web site. Comunícate inmediatamente con los servicios de emergencia de tu localidad.

x