¿Cómo cuidar lo que me digo a mi mismo?

Nuestros pensamientos son una poderosa energía que debemos cuidar celosamente pues influyen directamente en cómo nos sentimos y cómo nos desenvolvemos en aspectos sociales y personales. La buena noticia es que podemos aprender a trabajar en nuestros pensamientos y evitar que se conviertan en un factor tóxico.

¿Por qué es importante cuidar lo que nos decimos?

No siempre se trata de lo que nos decimos en voz alta sino lo que pensamos, lo que nos dice esa voz interna. 

¿Alguna vez te ha ocurrido que no puedes evitar tener pensamientos negativos? Este tipo de espirales suelen estar relacionados con la ansiedad, ocurre algún suceso que nos acciona el miedo, empezamos a crear escenarios fatídicos, pensamos lo peor y no hay manera de detener ese tren de ideas negativas que viene aderezado con frases del tipo “es que no lo voy a lograr” o “soy un desastre”, sólo por mencionar algunos posibles. 

Pero esa voz interior que nos dice cosas negativas no es exclusiva de la ansiedad, lamentablemente. Puedes tener este tipo de pensamientos sin necesariamente padecer ansiedad. Por eso es tan importante estar atentas a qué dice esa voz, cómo habla, cuáles son sus intenciones, para buscar su origen y tratar de transformarla en algo más ameno y positivo.

Es muy probable que algunas de nosotras pongamos especial empeño al arreglarnos, elegimos con esmero qué ropa nos vamos a colocar, qué maquillaje usaremos y con qué zapatos combinaremos nuestro outfit, ¿por qué no podemos el mismo esmero en cuidar lo que pensamos?

Es importante que seamos selectivas con los pensamientos que cultivamos ya que de ellos se desprenden emociones y estas afectan directamente nuestro estado de ánimo y desempeño. Por supuesto que de los pensamientos se pueden desprender emociones positivas y negativas, y dentro de todo es natural tener pensamientos de vez en cuando, pero hay que prestar especial atención cuando esos pensamientos negativos o tóxicos son recurrentes.

No se trata de obligarnos a sentirnos bien todo el tiempo ni mucho menos que nos sintamos culpables cuando nos sintamos mal, sino de cuidar que nuestros pensamientos no nos lleven, precisamente, a ese estado de desánimo y tristeza. Hay que tener mucho cuidado con ese círculo vicioso de sentirnos mal porque nos sentimos mal. 

Nuestra mente es hermosa pero también muy poderosa y si bien es cierto que si pensamos cosas positivas nuestra realidad no cambiará mágicamente, la realidad es que sí cambiará la manera en la que nos sentimos con esa realidad. 

Anímate a probar y cambiar la narrativa, háblate bonito, dite cosas positivas y ten mucha paciencia contigo misma. 

Y recuerda que en el equipo de OpciónYO cuentas con aliados que te pueden ayudar a entender de dónde vienen esos pensamientos negativos, por qué tu voz interna compone palabras dañinas y lo más importante de todo esto: a cambiar lo que te dices a ti misma para transformarlo en algo más positivo y que puedas sentirte mejor.

No estás sola.

Comienza ya.

Hablar con alguien te ayudará a hacer Tu Mundo Mejor.

Estamos aquí para ayudarte.

¿Cómo cuidar lo que nos decimos?

Nuestra mente es hermosa pero también muy poderosa, puede crear escenarios maravillosos pero también puede destruir. Por eso es importante que cuidemos lo que pensamos y en consecuencia, lo que nos decimos a nosotros mismos, pues si no le prestamos atención y tratamos de que nuestra voz interna sea más saludable, puede destruirnos. 

Pero ¿cómo podemos evitar esto? La buena noticia es que podemos trabajar en nuestros pensamientos para transformarlos en algo más saludable, así como también podemos desarrollar nuestras habilidades sociales

La mente es hermosa y poderosa, y con algo de práctica y voluntad, podemos transformar nuestros pensamientos y lo que nos decimos. 

¿Qué podemos hacer para cuidar lo que nos decimos? 

Te daremos 3 consejos prácticos para que puedas accionar y transformar lo que te dices a ti mismo.

  • Escribe tus pensamientos.

Préstale atención a tus pensamientos, escríbelos, durante la rutina que lleves cada día, haz pausas para escribir lo que te dices y hazlo por varios días seguidos, en especial si notas que son pensamientos negativos. De esta forma podrás descubrir los contextos de esos pensamientos negativos, es posible que cuando estés cansada o bajo mucho estrés, este tipo de pensamientos salgan a la superficie. Es importante saber qué dispara este tipo de pensamientos. 

  • Reflexiona.

Cuando detectes que te estás diciendo cosas negativas, reflexiona al respecto haciéndote preguntas como: ¿Esto es realmente cierto? ¿Le dirá esto a otra persona? ¿Por qué me estoy diciendo esto a mi mismo? ¿Qué gano diciéndome esto?

  • Proyecta.

Una vez que logramos identificar los pensamientos negativos que provocan que nos digamos cosas dañinas y reflexionemos al respecto, podemos tratar de proyectarlos hacia una dirección más positiva. En vez de decirte “no me voy a preocupar” prueba “me voy a enfocar en lo positivo” y háblate a ti mismo en tiempo presente, diciéndote frases como “estoy bien” o “soy saludable” y háblate en primera persona diciendo “yo” o en dado caso, en tercera persona usando tu nombre.

Toma en cuenta que es normal tener pensamientos negativos de vez en cuando, lo alarmante es tenerlos de forma recurrente, y como dijimos anteriormente, no necesariamente tiene que ser un hábito ligado a padecimientos emocionales pero siempre debemos atender nuestra salud emocional de la mano con un profesional.

Recuerda que cuentas con el apoyo de los profesionales de OpciónYO para transformar tu voz interior y hacer tu mundo mejor.

Comienza ya.

Encuentra apoyo personalizado

Habla con un profesional hoy.
El contenido de este artículo refleja las opiniones de su autor, y no reflejan las opiniones de Opción YO. Todo el contenido para uso informativo exclusivamente. No sustituye el asesoramiento, el diagnóstico o el tratamiento de un médico o un profesional de la salud. Nunca ignore los consejos médicos profesionales por algo que ha leído en este sitio. Si cree que puede tener una emergencia médica, contáctese inmediatamente con su médico o con el 911.

Lo más leído


1

¿Cómo trabajar la confianza en la relación de pareja?

Comienza ya.

Hablar con alguien te ayudará a hacer Tu Mundo Mejor.

Estamos aquí para ayudarte.

Si estás pensando en hacerte daño a ti mismo o a otras personas, o si sientes que estás pasando por una emergencia no utilices este web site. Comunícate inmediatamente con los servicios de emergencia de tu localidad.