¿Cómo fomentar la gratitud en nuestros hijos?

Se ha celebrado el día de acción de gracias en Estados Unidos y a pesar de la festividad, sabemos la importancia que la gratitud tiene para nuestra salud física y mental, por lo cual queremos abordar el tema de cómo enseñarle a nuestros hijos esta práctica tan beneficiosa para todos. De esta manera hacemos que la acción de dar gracias se lleve a cabo durante todos los días del año.

¿Por qué es importante enseñarle a nuestros hijos sobre la gratitud?

Como padres, siempre queremos darle lo mejor a nuestros hijos, las mejores cosas, las mejores experiencias y las mejores oportunidades, para su vida esté colmada de éxitos y de salud, por lo cual es importante que también nos enfoquemos en cuidar su salud mental y darles el mejor ejemplo para que ellos mismos lo sigan haciendo en su vida adulta.

La celebración del día de acción de gracias es un símbolo para recordar los buenos momentos, conmemorar lo positivo que tenemos en la vida y compartir con los seres queridos. Esto significa que es una oportunidad para reforzar el agradecimiento con nuestra familia, incluyendo a los más pequeños de la casa.

Es importante enseñarle a nuestros hijos a practicar la gratitud porque eso los hará más felices, más enfocados en lo positivo, les dará herramientas para enfrentarse a la vida y les enseñará a apreciar los detalles de la vida que terminan siendo los más relevantes.

La gratitud ofrece diversos beneficios para la salud, tales como:

  • Nos ayuda a hacerle frente a los pensamientos negativos.

  • Reduce el estrés.

  • Disminuye la depresión.

  • Mejora la calidad de nuestro sueño y descanso.

  • Mejora nuestras relaciones interpersonales.

  • Nos conecta con nuestro entorno.

  • Nos produce sentimientos positivos.

Aprender a apreciar las pequeñas cosas de la vida es una habilidad que se suele adquirir con la madurez y para los niños puede resultar difícil de apreciar, especialmente en esta época modernizada en la que nuestros hijos están expuestos a factores externos que incluso los pueden exponer a situaciones nocivas. 

El alcance de la publicidad y el marketing, ya sea a través de la televisión, películas, videos de youtube y redes sociales, puede contribuir a que cada vez se valore más lo material y se deje de lado los valores esenciales de la vida.

Un caso que ejemplifica esto a la perfección es la masividad con la que la serie de netflix, El juego del calamar, llegó a millones de hogares alrededor del mundo, fue vista por niños que no tenían la edad ni la preparación para ver este tipo de contenidos cargados con tanta violencia.

Por eso es importante mantener siempre la comunicación con nuestros hijos, brindarles un espacio seguro para que puedan expresarse, y siempre contar con el apoyo de un profesional que nos ayude a darle las herramientas necesarias no sólo para practicar la gratitud, sino aprender a gestionar sus emociones y alcanzar sus objetivos.

Mantener una comunicación fluida con tus hijos es posible, encuentra el apoyo que necesitas para que la comunicación dentro de tu familia sea de calidad con los profesionles de OpciónYo.

Comienza ya.

Encuentra apoyo personalizado

Habla con un profesional hoy.

¿Qué puedo hacer para fomentar la gratitud en mis hijos?

Fomentar la gratitud en nuestros hijos les dará herramientas para su salud física, mental y emocional, además que favorecerá su desenvolvimiento ante la vida. Para fomentar en tu hijo la práctica de gratitud, puedes aplicar estos consejos:

  • Da el ejemplo.

Los niños escuchan, miran y emulan todo lo que hacemos,así que con nuestras actitudes les enseñamos cómo comportarse, más que con simples palabras. Expresa frente a ellos la gratitud que tienes con la vida, hazlo como parte de tu rutina diaria.

Los niños también reaccionan de manera positiva cuando son involucrados así que puedes incluirlos en las prácticas de gratitud, como por ejemplo, dejarlos que den las gracias antes de comer, de manera sencilla, sin que tampoco se sientan presionados.

Una buena práctica también es decirles cosas positivas de manera regular, como cuando los estamos acostando para dormir, comentarles lo lindo que es tener una cama suave y calentita para dormir y tener un descanso reparador.

  • Un cofre del tesoro.

Sólo con la frase del cofre del tesoro, se vienen a la mente imágenes de juegos sobre piratas, mapas, aventuras y camaradería. Pues esta actividad tiene mucho de eso: la idea es proponerle a nuestros hijos hacer un cofre del tesoro, puede ser una sencilla caja de cartón, o algo más elaborado con madera, pero que funcione como un lugar especial.

Ahí nuestros niños podrán ir guardando las cosas más preciadas para ellos, como la foto de una mascota, el envoltorio del chocolate que le regaló la abuela o una piedra de una excursión que realizamos. De esta manera les enseñamos de manera didáctica a encontrar valor en los pequeños detalles y disfrutar de la felicidad que suman.

Además que hacer el cofre juntos es una excelente actividad también donde podemos dejar volar nuestra creatividad.

  • Enseñarles sobre la importancia de tener responsabilidad.

Esto se refiere a enseñarles sobre otras realidades que se viven, que nos tocan y de las cuales compartimos responsabilidad, y podemos mostrárselo a nuestros hijos motivándolos para tomar parte en algún trabajo voluntario, como visitar a las personas mayores que vivan en una residencia o servir comida en un refugio o incluso con algo tan sencillo como donar ropa y juguetes.

Nuestros hijos podrán experimentar la gratitud que despertamos en los demás al hacerles el centro de acciones desinteresadas y se darán cuenta del increíble poder que pueden entrañar los más pequeños actos de bondad. 

También podemos mostrar interés en la crisis climática que enfrenta nuestro planeta y enseñarle a nuestros hijos pequeñas acciones que van sumando, como caminar y usar la bicicleta, en vez de movilizarse en auto, cuidar el agua cuando nos lavamos los dientes o cuando nos bañamos, y enseñándoles a reutilizar y reciclar. De esta manera lograremos que nuestros hijos aprecien los recursos y los cuiden.

La gratitud nos ayuda a desarrollar la resiliencia.

  • Dar gracias todos los días del año.

Podemos enseñarle a nuestros hijos a encontrar los espacios para dar gracias en el día a día, desde pequeños detalles como que el día sea lindo hasta la bendición de tener a nuestra familia cerca. Señalar esos detalles, comentarlos y disfrutarlos, fomentará la práctica de la gratitud.

Como padres siempre vamos a querer colmar a nuestros hijos, de cosas, cariño, experiencias y beneficios, pero siempre debemos tener cuidado de no caer en el egocentrismo y enseñarles por error, actitudes negativas. Siempre teniendo en cuenta que hay etapas de egoísmo y egocentrismo que es normal tenerlas, sobre todo en el desarrollo, pero debemos aprender a manejar esas etapas para que no determinen la personalidad de nuestros hijos.

De la mano con un profesional podemos gestionar sus etapas de desarrollo y guiarlos hacia un camino de aprendizaje y superación que los encamine al éxito, dándole las herramientas necesarias.

La gratitud puede ser encontrada en los detalles más pequeños, y uno de estos detalles es la satisfacción de que le enseñamos a nuestros hijos valores importantes para el cuidado de su salud mental.

Juntos podemos seguir construyendo nuestro mundo mejor.

Comienza ya.

Hablar con alguien te ayudará a hacer Tu Mundo Mejor.

Estamos aquí para ayudarte. Comienza hoy.
El contenido de este artículo refleja las opiniones de su autor, y no reflejan las opiniones de Opción YO. Todo el contenido para uso informativo exclusivamente. No sustituye el asesoramiento, el diagnóstico o el tratamiento de un médico o un profesional de la salud. Nunca ignore los consejos médicos profesionales por algo que ha leído en este sitio. Si cree que puede tener una emergencia médica, contáctese inmediatamente con su médico o con el 911.

Si estás pensando en hacerte daño a ti mismo o a otras personas, o si sientes que estás pasando por una emergencia no utilices este web site. Comunícate inmediatamente con los servicios de emergencia de tu localidad.