¿Es recomendable hacer terapia online con niños si estamos atravesando un divorcio?

Sí. Atravesar un divorcio siempre es un proceso difícil y doloroso, hay muchos sentimientos encontrados y uno se siente como si atravesara una terrible tormenta. Todo esto se vuelve incluso más delicado cuando en medio de este proceso hay hijos. Los niños también sufren con el divorcio y por eso es importante saber cómo hacer terapia online con niños si estamos atravesando un divorcio.

offline

¿Cómo hacer terapia online con niños?

Para hacer terapia online con niños se necesita mucha paciencia y comprensión. Para los niños la modalidad online de la terapia podría resultar más sencilla, cómoda y confiable, pero igual van a requerir todo el apoyo posible de sus padres.

Según las cifras sobre el porcentaje de matrimonios que terminan en divorcio, el panorama no es nada optimista. Se estima que al menos la mitad de los matrimonios terminarán separándose. Sabemos que todo proceso de divorcio es complicado, pero más aún cuando hay niños en el medio. 

Los niños también tienen emociones complejas, las cuales apenas están comenzando a entender y manejar, por eso al estar expuestos a una situación que intrínsecamente es dolorosa, es vital que reciban apoyo profesional. 

La terapia online con niños es un tipo de tratamiento para poder trabajar los conflictos emocionales que están surgiendo en los niños cuyos padres se están divorciando. Así podrá recibir las herramientas necesarias para procesar las distintas emociones, ya sea tristeza, miedo, frustración o ira. Es de suma importancia que pueda canalizarse y no reprimirlas. 

En las sesiones de terapia online los niños tienen un espacio seguro para hablar, expresarse y exponer sus sentimientos. Así podrán aprender a enfrentar sus problemas y solucionarlos.

La modalidad de terapia online ha demostrado ser bastante efectiva, incluso más, en pacientes como niños y adolescentes, ya que se sienten más cómodos con los dispositivos electrónicos. Según diversos estudios, casi la mitad de los adolescentes son más abiertos en línea y se sienten mucho más cómodos para expresarse y compartir información, que si lo hicieran en persona. 

Al atravesar un proceso de divorcio hay que tener en cuenta los sentimientos y pensamientos de los hijos, ya que también sufren este duelo, son parte de la relación, y a pesar de la ruptura, ellos seguirán siendo un punto en común para los padres.

Sí, puede que los padres se divorcien entre ellos, pero jamás deberían divorciarse de sus hijos.

Siempre pueden surgir todo tipo de conflictos familiares pero nunca deben significar la ruptura total del núcleo familiar.

El apoyo profesional es crucial para la salud emocional de los niños, y la terapia online es la solución indicada para poder realizar la separación de la manera menos traumática posible.

Para recibir apoyo personalizado
Habla con un profesional hoy.

¿Cómo lidiar con los hijos y el divorcio en la terapia online?

Los niños sufren el divorcio tanto o más que tú, por eso la terapia online es un excelente medio para manejar sus emociones.

Primero que nada, trata de ponerte en su posición, prácticamente de un día para otro pierde su estabilidad, quien lo llevaba al colegio, quien lo esperaba en casa, quien jugaba con él, quien lo protegía y le daba cariño, ya no está. 

Los niños son capaces de sentir el conflicto, de identificar las situaciones complicadas y sabrán que algo está mal. Se darán cuenta que hay tensión en el hogar, hay llamadas incómodas, hay nervios, preocupación, gritos y salidas apresuradas, obviamente todo esto también afecta al infante. A lo largo del día, todos los días, en medio de las clases, el recreo, los deportes y clases extracurriculares, incluso en medio de los juegos con sus amigos, el niño estará constantemente afectado.

Algunos signos comunes que pueden manifestar los niños en este tipo de situaciones son:

  • Cambio de carácter

  • Ira

  • Inseguridad

  • Timidez

  • Incomunicación

La terapia online con un profesional de la salud puede ayudar al niño a canalizar estos pensamientos y emociones, de una manera más sana, más positiva, que lo ayude a desarrollarse de manera adecuada y evitar los traumas. Es muy sabido que un divorcio mal llevado puede dejar una cicatriz emocional.

Evitar este padecimiento es crucial y será determinante para la vida adulta del niño.

¿Quieres que te comparta un poco de mi experiencia ofreciendo terapia online para niños cuyos padres atraviesan un divorcio?

“Siento que mis padres se divorciaron de mí” Fue lo que JL, un niño de 11 años, me dijo al intentar explicar lo que sentía ante la separación de sus padres. Es una frase que, aunque no sea dicha, expresa lo que muchos hijos de padres divorciados sienten. 

El divorcio es una situación compleja, implica pérdidas y duelo, con todas las consecuencias que esto puede tener. Ambos adultos transitan su proceso, en la mayoría de los casos desde el dolor, la rabia y la tristeza. De acuerdo al manejo de los padres, los hijos pueden tener diferentes vivencias, en mayor o menor medida: culpa, tristeza, rabia o sensación de abandono. Y es aquí donde los padres deben asumir con madurez y responsabilidad las consecuencias de su decisión, ya que son los adultos en la relación padre-hijo y siempre serán una pareja de padres. 

Los efectos del divorcio en los hijos empeoran cuando los padres no logran separar los conflictos de la relación de pareja, de la relación con sus hijos. Es entonces cuando uno o ambos padres trasladan hacia sus hijos las cargas emocionales, y los hijos, al no poder procesarlas, comienzan a mostrar cambios en su comportamiento, como dificultad para expresarse, aislamiento, agresividad, cambios en los hábitos de sueño y alimentación, bajo rendimiento académico, conductas de riesgo, entre otros. 

Si bien en la gran mayoría de los casos los padres están conscientes de la necesidad de atender a los aspectos emocionales de sus hijos, sobre todo ante un divorcio, puede darse en la relación una desconexión emocional en donde cada una de las partes sufre su pérdida sin poder apoyarse en el otro.   

Algunas estrategias y acciones que los padres pueden aplicar para apoyar a sus hijos son: 

  • Abrir espacios y momentos en donde los hijos puedan expresar sus emociones sin ser juzgados ni censurados.

  • Buscar redes de apoyo familiar.

  • Brindar seguridad y estabilidad a través de manifestaciones de cariño.

  • Actividades significativas y mantener los hábitos y rutinas.

Por el contrario, algunas conductas que pueden influir negativamente son: 

  • Compartir detalles íntimos de la pareja que puedan sesgar la relación de los hijos con el otro padre.

  • Generar en los hijos conflictos o sensación de culpa respecto al comportamiento del hijo con el otro padre.

  • Impedir o interferir en el establecimiento de una relación sana con el otro padre.

  • Utilizar a los hijos como canal de comunicación.

  • Evitar hablar sobre el divorcio.

  • Mentir o crear falsas esperanzas.

Ante todo esto existen recursos para las familias con los cuales pueden hacer frente al divorcio, sobre todo cuando las circunstancias y el manejo impiden una transición saludable. 

La terapia online, ya sea individual o de familia, es una alternativa en donde padres e hijos pueden explorar sus realidades, sus emociones y evaluarse a sí mismos en un ambiente de confianza y respeto. 

Otra alternativa son los grupos de apoyo, tanto para hijos, como para padres. En los grupos de apoyo un psicólogo modera y dirige a un grupo, cuyos participantes pueden encontrar un espacio para compartir y aprender. 

Un divorcio es un proceso de duelo, está bien abrazar la tristeza, la pérdida y el dolor, aceptar nuestras emociones es el comienzo de la sanación. La terapia es una excelente manera para lidiar con la incentidumbre que generan todos los procesos de duelo. Los niños también necesitan un espacio seguro para trabajar sus emociones. 

El apoyo profesional será la piedra angular sobre la cual podrán reconstruir sus vidas y seguir creciendo. Trabajando juntos, no hay que ser tan fuertes.

Comienza ya. Encuentra el psicólogo online ideal para ti.
Cuida de tus emociones con OpciónYO