Opción YO

La experiencia de amamantar

La lactancia materna es una actividad maravillosa, importante desde el punto de vista nutricional para el bebé, al igual que el nexo emocional que se establece entre él y la madre. 

La experiencia de amamantar

En las últimas décadas, venía descendiendo la práctica del amamantamiento, por razones sociales, económicas y creencias culturales, tan variadas y de poco sustento, que terminan repercutiendo en la salud posterior del bebé, en su crecimiento y, según otros especialistas, puede llegar a afectar su comportamiento en la sociedad.

Por tal razón desde el año 1990, la OMS y la Unicef, (Fondo para la protección de la Infancia) han seleccionado la primera semana del mes de agosto, como la Semana de la Lactancia Materna, con el objetivo de concientizar, proteger, promover y apoyar la lactancia materna en todo el mundo.

En Opción YO, queremos apoyarte en tu mejor decisión y en las siguientes líneas aclaramos algunas puntos para que puedas establecer ese vínculo amoroso, nutricional y emocional, como es la Lactancia Materna.

⦁ Toda madre puede amamantar. Justo después del parto se activan hormonas para la producción de la leche materna. Para ello se necesita que el bebé desde el primer momento del nacimiento, comience la acción de succionar el pezón, mientras más succiona, más estimulación producirá.

En los primeros días después del parto, los pezones segregan un líquido denso, cremoso y de color amarillento, es lo que se conoce como calostro. Puede tener un color muy pálido y después, adquiere un tono amarillento, cada vez más intenso. Es una leche muy nutritiva y adecuada para estimular el aparato digestivo y la flora bacteriana intestinal del bebé recién nacido, y continuar recibiendo luego la leche materna.

No hay ninguna relación de que la producción de leche materna sea un problema hereditario. La producción láctea se relaciona con la colocación frecuente del bebé al pecho, el buen agarre y la succión efectiva, que permita el adecuado vaciado de cada pezón.

El bebé no siempre llora por hambre, puede ser por incomodidad, irritación o pide contacto. Si es por hambre, repita de nuevo el pecho. La posición del bebé es muy importante, el bebé al succionar debe estar en posición vertical, parado, ya que si está acostado puede llenarse rápidamente y quedar con hambre muy pronto. En las primeras semanas, es normal que quiera comer cada 3 horas.

Es importante para la madre el vaciamiento de los pezones, ya que de esa forma se estimula de nuevo la formación de leche materna. Si siente que luego de amamantar, aun sus pezones están “llenos”, descargue la leche con un saca leche y vacíelos. 

La madre debe mantener una alimentación normal. No debe comer por dos, ni tomar demasiada leche de vaca o derivados lácteos. Debe regular la ingesta de alcohol, así como gaseosas, café y té, ya que estos componentes pueden pasar a la leche materna y pueden irritar al bebé. 

Ningún alimento estimula la producción de leche. Con mantener una alimentación adecuada será suficiente.

No importa la forma del pezón para amamantar y tampoco la creencia de que los senos se caen luego del período de lactancia. Al contrario, la lactancia ayudará al vaciamiento de las glándulas mamarias y al equilibrio hormonal de la mujer. 

La cesárea no afecta la producción de la leche materna.

Si la madre debe ausentarse y no puede atender al bebé, puede utilizar un extractor de leche y con cuidado e higiene necesaria, extraer y almacenar su leche para que otra persona pueda suministrársela hasta que la madre regrese. Recuerde que mientras logre el vaciamiento de sus pezones, más tiempo logrará mantener la producción de leche materna.

Los bebés pueden mantenerse alimentados con leche materna casi exclusivamente hasta los primeros seis meses de vida, luego se van incorporando nuevos alimentos. Puede seguir dando lactancia materna después de éste período, ya que la leche materna seguirá complementando su alimentación.

Alternar los pechos es necesario para lograr el vaciamiento después de cada sesión de amamantamiento. Puede colocar una nota de recordatorio en el último pezón, para iniciar de nuevo con el último.  

Ten presente que la leche materna está constituida además por sustancias inmunológicas, hormonas, enzimas, factores de crecimiento y células inmunoprotectoras que la hacen nutricional e inmunológicamente apta para que un niño sea alimentado con ella en forma exclusiva durante los primeros seis meses de vida.

Hay evidencia en estudios clínicos que sugieren que la lactancia materna exclusiva durante los primeros seis meses de vida, retarda la aparición de enfermedades como asma, rinitis alérgica, dermatitis atópica y alergia alimentaria. 

Consulta con el pediatra, nutricionista o enfermera, cualquier duda adicional sobre la forma correcta de amamantar. 

Pero si estas con restricciones para movilizarte, en Opción YO podemos darte toda la asesoría sobre la forma de amamantar, aclarar tus dudas, sobre aspectos nutricionales o emocionales que puedas tener. 

Date la oportunidad de alimentar de amor y con nutrientes esenciales a tu bebé en los primeros meses de su vida, practica la lactancia materna, es un mensaje de Opción YO en tu acompañamiento para una mejor calidad de vida.

Súmate HOY a las miles de personas que como tu, han decidido transformar sus vidas.

Es tiempo de decir YO.

Si estás pensando en hacerte daño a ti mismo o a otras personas, o si sientes que estás pasando por una emergencia no utilices este web site. Comunícate inmediatamente con los servicios de emergencia de tu localidad.

x