¿Cómo aliviar la ansiedad y el estrés con el mindfulness?

Mindfulness es la práctica de vivir en el presente y resulta sumamente enriquecedor para ser puesto en práctica como filosofía o como estilo de vida, ya que particularmente es una excelente herramienta para aliviar la ansiedad y el estrés de la vida cotidiana.

offline

¿Qué es el mindfulness y cómo se relaciona con la ansiedad y el estrés?

El mindfulness es una técnica que puede ser impartida por coaches especialistas para trabajar distintos aspectos, entre los cuales se destaca el manejo de la ansiedad y el estrés.

El mindfulness hace referencia a la capacidad del ser humano para vivir conscientemente en el presente, en el aquí y el ahora. Nos ayuda a identificar lo que está ocurriendo en el momento actual y nos inclina a fluir con la experiencia tal cual se va desarrollando.

A pesar de atravesar una experiencia desagradable, el mindfulness nos ayuda a quedarnos sólo con la experiencia, sin añadiduras. ¿Alguna vez has escuchado que el dolor es inevitable pero el sufrimiento es opcional? Se trata precisamente de esto. Entender y aceptar el dolor pero ahorrarnos el sufrimiento.

Como tal es una práctica de meditación que nos ayuda a alcanzar este estado de conciencia a través de ejercicios y pensamientos diseñados para ayudarnos a relajarnos y mejorar las capacidades de atención y concentración. De esta manera aporta beneficios como un mejor descanso y estado de sueño, y nos prepara para reducir sensaciones negativas, como lo es el estrés y la ansiedad.

Mindfulness se puede decir que es sencillamente, prestar atención al presente..

Cada día se va integrando más y más esta técnica en las terapias psicológicas, por las herramientas tan saludables que ofrece.

¿Para qué funciona la práctica del mindfulness?

  • Reduce la ansiedad y el estrés.

  • Propicia la autoconsciencia.

  • Tratamiento para problemas psicológicos y físicos, comúnmente asociados al estrés.

  • Ayuda a alcanzar el bienestar emocional.

Practicar mindfulness ofrece una variedad de beneficios para la salud física y emocional ¿quieres comenzar a disfrutar de estos beneficios? No esperes a enfrentarte a un colapso emocional para buscar apoyo emocional, la práctica de mindfulness te puede ayudar a detectar la ansiedad y el estrés en sus primeras etapas.

De la mano con un profesional de la salud podrás dominar la práctica del mindfulness y aliviar la ansiedad y el estrés

La terapia online te ayudará a sobrellevar tu malestar.
Estamos aquí para ayudarte. Comienza hoy con un profesional.

¿Cómo nos ayuda la práctica del mindfulness para aliviar la ansiedad y el estrés?

En la actualidad, la investigación y práctica del Mindfulness ha tenido lugar en ámbitos de la neurociencia, medicina, psicología, educativo y empresarial. La experiencia de estar en atención plena en el momento presente se vive sin juzgar, ni criticar, con una amplia aceptación. 

Fácilmente aparecen las distracciones por no contar con un propósito dominante que permanezca inalterado en medio de las distintas actividades de la vida cotidiana. Sencillamente se pasa de una cosa a otra, de un propósito a otro, de un deseo a otro, y así todo el tiempo.

Es importante definir qué queremos lograr para poder buscar las terapias necesarias que nos ayuden a alcanzar nuestro bienestar. ¿Quieres saber cuándo ir al psicólogo?

Son numerosas las investigaciones científicas que han demostrado los efectos benéficos del mindfulness sobre la salud física y mental. Un aspecto importante es que ayuda a romper hábitos arraigados de pensamiento y conducta, que van acompañados de mucho sufrimiento. 

Otro aspecto importante es la práctica de las meditaciones. La meditación no es una religión, sino una forma de entrenamiento mental, avalado científicamente, que ayuda a las personas a enfrentar el dolor, la enfermedad, la ansiedad, el estrés, la depresión, la irritabilidad y el agotamiento.

Mindfulness ayuda a la integración de la persona, reconociendo y regulando sus emociones, pensamientos, y acciones. Su práctica es un poderoso recurso para desarrollar estados de bienestar y afecta positivamente la capacidad de tomar decisiones desde un lugar de claridad y serenidad. 

La sociedad actual está basada en la competitividad, y esto nos arrastra a situaciones desafiantes, nos aisla, nos desensibiliza, nos lleva a la incertidumbre y bajo el piloto automático, sin control de nuestras emociones. 

El principal efecto de practicar regularmente mindfulness es aumentar la capacidad de concentración y consciencia, además de generar calma y tranquilidad, cultivando la aceptación y experimentación sin reaccionar a ello. Es importante, señalar que no se debe considerar el Mindfulness como una herramienta que permite el aumento de la conciencia y la flexibilidad de respuesta a experiencias emocionales.

Es por ello que, entendiendo el Mindfulness como un elemento útil hacia el bienestar, en esta cultura orientada hacia el exterior, se pretende invitar a que se centren interiormente, viviendo cada momento plenamente, aceptando la experiencia tal como se presenta.

¿Por qué el mindfulness ayuda con la ansiedad y el estrés?

El mindfulness nos ayuda a aliviar el estrés y la ansiedad ya que nos traslada a un estado de calma, claridad y serenidad mental, esto produce una disminución en los niveles de cortisol, la hormona liberada por nuestro cerebro en situaciones de estrés. Así se nos posibilita detectar las reacciones de estrés y ansiedad, ya sea que estén en fases iniciales o avanzadas.

La práctica del mindfulness nos ayuda para evitar estar apegados al pasado (fenómeno que ocurre en la depresión) o centrado en el futuro, temiendo que algo no deseable vaya a ocurrir en él (circunstancia que se da en la ansiedad).

Los estados mentales asociados a la ansiedad, la depresión y el estrés, van deteriorando gradualmente la calidad de vida de las personas, generando un gran impacto en la población. El estrés, por ejemplo, aparece cuando hay un desequilibrio entre las cargas que tiene que enfrentar en su vida diaria una persona y la capacidad de resistencia con la que cuenta. 

Las cargas son habitualmente, el trabajo, la familia, y las personales como temas existenciales, dudas y temores, además de las presiones sociales. Las cargas van superando progresivamente la capacidad de resistencia, hasta que aparecen signos y síntomas. Los síntomas van desde dolores de cabeza y mal humor, hasta trastornos metabólicos, cardiovasculares e inmunológicos. La persona pierde la capacidad de bienestar y disfrute genuino, y sufre una insatisfacción general en la vida diaria.

La sociedad Americana de Psicología clasifica al estrés, ansiedad y depresión como algunos de los principales trastornos del siglo XXI que aquejan a la humanidad. Psicólogos, médicos y científicos se han sumergido en la búsqueda de soluciones creativas para hacerle frente a los daños generados como consecuencia de estos trastornos. Identificaron que las soluciones no podían venir del mundo externo de la persona, sino que había que buscarlas en el funcionamiento de la profundidad de su mente y su equivocada percepción de la realidad. 

En este camino de búsqueda se dieron cuenta que la sabiduría oriental desde hace cientos de años recurrió al mundo interno del ser humano como una manera de aliviar el dolor y el sufrimiento que acompaña a la especie humana desde el principio de los tiempos. 

En esta apertura de Occidente hacia Oriente, a la sombra de la globalización, se produce un fructífero intercambio de conocimientos y de habilidades vitales en los dos sentidos. Por primera vez en la historia, la ciencia valida y acepta la sabiduría oriental. 

Mindfulness es uno de los frutos de ese intercambio, con aportaciones novedosas y creativas. Aunque el mindfulness proviene de las enseñanzas religiosas orientales y específicamente del budismo, es una práctica secular, sin ninguna reminiscencia religiosa o cultural y con una sólida base científica.

En conclusión, la práctica del Mindfulness se propone como objetivo que el practicante experimenta un estado de atención plena, focalizada en el momento presente con plena aceptación y apertura, reforzando la capacidad de autorregulación física, mental y emocional para lograr el bienestar, la creatividad en la vida diaria, y aliviar la ansiedad y el estrés. 

¿Quieres aprender mindfulness para aliviar la ansiedad y el estrés?

Sufrir de ansiedad y estrés puede provocar daños en nuestra salud física, emocional y mental, no esperes a estar en medio de un colapso emocional para buscar el apoyo necesario. Dominar este tipo de sensaciones negativas es posible gracias a la orientación profesional.

La salud emocional es un derecho.

Comienza ya. Encuentra el psicólogo online ideal para ti.
Comienza ya. Encuentra el psicólogo online ideal para ti.