¿Qué podemos hacer para salir de la depresión?

Para salir de la depresión podemos accionar de distintas maneras pero siempre debemos buscar ayuda profesional pues aunque la acción principal debe venir de nosotros mismos, es vital tener una guía personalizada para entender nuestra depresión y salir de ella victoriosos.

offline

Hablemos sin miedo: ¿qué es la depresión?

Para salir de la depresión hay dos pasos principales que debe tomar el paciente, lo primero es entender qué es la depresión, y lo segundo es aceptar que se está sumido en esta enfermedad. Estos dos pasos serán el comienzo de un valioso camino por el cual se debe contar con la guía de un profesional de la salud.

 

¿Qué es la depresión? 

Contrario a lo que mucha gente piensa, estar deprimido no significa estar triste y llorando todo el tiempo, una persona puede estar deprimida y mostrar una actitud alegre y relajada. 

La depresión es una enfermedad psico-afectiva que interfiere con la vida y actividades de la persona que la sufre. Es normal estar triste pero si esa tristeza, esa melancolía e irritabilidad, es constante, indetenible, y afecta el desempeño normal de la vida, entonces sí es posible hablar de depresión.

Por eso la depresión es llamada la enfermedad de la voluntad ya que conlleva un decaimiento a nivel psicológico, afectivo y corporal. Es no tener energía para hacer ni lo más mínimo y cotidiano.

La persona depresiva se siente débil, poco capaz, poco inteligente, siente que vive en un mundo hostil, peligroso y triste, por lo tanto, siente que la vida no merece ser vivida.

Se tiende a subestimar este tipo de patologías dado que no sale en ningún estudio de sangre, ni en ninguna placa ni tomografía. Pero no por ello es menos importante. Nos podemos enfermar de depresión como de cualquier otra enfermedad, es decir, no es una postura frente a la vida ni una elección voluntaria el padecerla.

En este estado de depresión se da lo que llamamos visión en túnel en el cual la vida se angosta, cuando no se ve otra alternativa.

La depresión es una enfermedad muy compleja y requiere de diagnóstico y tratamiento profesional, no tenemos por qué enfrentarla solos, todo lo contrario, para poder salir victoriosos de un cuadro depresivo, necesitamos un apoyo profesional.

Por más que estemos sumidos en un túnel oscuro, debemos recordar que siempre podemos volver a encontrar la luz.

Para recibir apoyo personalizado
Habla con un profesional hoy.

¿Cómo debemos afrontar la depresión?

La depresión debemos afrontarla con mucha paciencia y comprensión. Como enfermedad debe ser diagnosticada y tratada por un profesional de la salud, pero lo que nunca debemos olvidar es que se trata de un estado transitorio, no un estado definitivo. Cuando se le trata de manera adecuada, es totalmente posible salir de la depresión, y salir de manera victoriosa.

 

¿Si estoy en un duelo, estoy deprimido?

Aunque ciertamente son procesos entrelazados, no necesariamente. Toda pérdida entraña un duelo y es importante respetar ese tiempo, el cual varía según muchos factores. Cada persona debe vivir su propio proceso y a su propio ritmo. 

Si experimentamos un proceso de duelo por la pérdida de un ser querido, por ejemplo, debemos aceptar todo el proceso que esto conlleva, pero si después de unos meses nos sentimos totalmente aplastados por la tristeza y vemos que interfiere en nuestra vida, podríamos estar enfrentándonos a una depresión. 

En este caso es posible que la depresión esté ligada a la pérdida del ser querido, pero también es posible que esté ligada a otros factores, por lo cual es necesario hacer un proceso de introspección y trabajar en nuestras emociones.

 

Síntomas a tener en cuenta:

  • Tener una sensación de tristeza constante, que se extiende en la mayor parte del día, la mayor parte del tiempo.

  • Tener una profunda pérdida de interés hacia los aspectos que se cultivaban en la vida diaria, como personas, actividades o lugares, que antes generaban satisfacción y ahora producen indiferencia.

  • Embotamiento mental, falta de concentración.

  • Sentimientos excesivos de inutilidad y de culpa.

  • Aumento o disminución del dormir y del apetito.

  • Elevado nivel de ansiedad, nerviosismo, palpitaciones.

  • Tener pensamientos recurrentes sobre el suicidio o sobre la muerte.

 

Cuando dichos síntomas se extienden en el tiempo entonces es probable que nos encontremos frente a un cuadro de depresión y tengamos que recurrir a ayuda profesional.  Lo habitual es que se haga de forma combinada un tratamiento psicoterapéutico y medicamentos (antidepresivos).

Cuanto más temprano se haga el abordaje, más pronta recuperación se podrá obtener.

 

¿Qué es lo que más ayuda a las personas a saber si sufre de depresión o están atravesando por un duelo?

La tristeza forma parte de la vida y nos vamos a sentir tristes muchas veces a lo largo de la misma, pero es un estado transitorio, es decir, lo esperable que en un corto período de tiempo se nos pase. Si bien una de las fases del duelo es la depresión, no nos referimos a un cuadro psicopatológico propiamente dicho. La depresión no es solo estar tristes, sino un vacío existencial que nos quita toda posibilidad de enfrentar la vida.

 

¿Cuándo saber si mi duelo dejó de ser un duelo y pasó a ser una depresión?

Lo que va a darnos la pauta y ponernos en alerta es el tiempo en el cual estamos tristes y cómo los síntomas nos van inhabilitando para el día a día.

Si bien los tiempos del duelo son muy relativos ya que influyen varios factores (tipo de pérdida, recursos de afrontamiento de la persona, si existen duelos anteriores no resueltos), son de 1 a 3 años aproximadamente.

 

¿Qué puede hacer una persona para ayudar a un familiar con depresión?

La depresión es un cuadro muy difícil de acompañar. la persona que lo padece, tiende a alejarse de sus seres queridos. Además se tiende a creer  que es una cuestión de voluntad, cuesta comprender qué le está pasando al depresivo.

 

Por eso la importancia de los siguientes tips:

  •   Ayudarlo a aceptar la depresión. Si no lo acepta difícilmente busque ayuda.

  •   Sugerir tratamiento.

  •   Hablar con los profesionales para entender de qué se trata la Depresión y por lo que le está pasando a nuestro ser querido.

  •  Escuchar, acompañar y comprender. A su vez respetar su silencio.

  •  No dar consejos, ni pedirles que razonen y mucho menos  presionarlos.

  •  No decir las siguientes frases: tenés que poner de vos, tenés que levantarte, hacelo por tus hijos, tenés que ser fuerte, entre otras. Esto acrecienta el sentimiento de culpa que tienen por no poder hacerlo, exacerbando aún más el cuadro.

  •  Acompañarlos en un ambiente de respeto, comprensión, cariño y principalmente mucha paciencia. La salida de la depresión es posible pero a la vez es lenta y progresiva. 

 

Buscar apoyo profesional es crucial para poder salir de la depresión y poner en orden nuestra vida. El año 2020 ha sido un reto para todos, está bien sentirnos perdidos, confundidos y angustiados, la terapia online ofrece muchas opciones para trabajar nuestras emociones y salir adelante.

Superar la depresión es totalmente posible si se pide ayuda profesional a tiempo. El tratamiento psicológico junto con la medicación ayuda a mejorar considerablemente la calidad de vida de la persona, posibilitando la recuperación total del cuadro.

Todos somos susceptibles a padecer depresión en algún momento pero también todos tenemos posibilidad de superarla y emerger del caos con la elegancia del crecimiento personal. 

La luz al final del túnel es sólo el comienzo de una vida con más plenitud.

No tienes que afrontar tu depresión solo.
Comienza a mejorar tu depresión junto con un psicólogo online.