¿Qué pasa cuando nuestra misión es cuidar la salud de otros?

La lucha contra el Covid-19 nos ha urgido a todos a formar parte de esta coalición, y los que se encuentran en la primera línea, en especial el personal de salud, han demostrado la grandeza de su vocación, sin embargo, esto no significa que ellos no necesiten ayuda. Sufrir afecciones emocionales es otro enemigo latente al que se enfrentan aquellos cuya misión es cuidar la salud de otros.

offline

¿Qué retos emocionales enfrenta el personal de salud ante el Covid-19?

En el desempeño de las diferentes ocupaciones, existen empleos que presentan mayores riesgos de salud mental que otros. Tal es el caso de algunos profesionales de la salud, quienes en la Pandemia por el COVID-19, son protagonistas de uno de los mayores retos que ha vivido la humanidad recientemente, ya que están a cargo de la salud de muchas personas en el mundo que hoy están hospitalizadas por presentar complicaciones médicas asociadas a dicha enfermedad. 

¿Qué es el Covid-19?

El Covid-19 es la enfermedad producida por el virus del SARS-CoV-2. Se le llama coronavirus por la apariencia física que tiene el virus al ser observado a través de un microscopio.

Este nuevo virus empezó a exparcirse por el mundo desde finales de diciembre de 2019 y ha llegado a todos los rincones del mundo, cambiando la vida como la conocemos. 

¿Cómo se ve afectado el personal médico ante la lucha contra el Covid-19?

Es muy probable que hoy en día muchos médicos y enfermeros que están al frente del reto que representa el cuidado de la salud de personas enfermas por el coronavirus, presenten emociones, pensamientos y conductas asociadas con trastornos como la ansiedad, la depresión y el estrés.

Nuestra forma de confrontar la crisis inside directamente en nuestro bienestar y no hay escenario tan intimidante como el de una pandemia.

La rabia, el temor, la incertidumbre, las ganas de llorar, la irritabilidad, la frustración, la tristeza, la fatiga, el dolor, el agotamiento...todos nos hemos sentido abrumados por estas emociones, es muy común experimentarlas en momentos tan difíciles, en especial para los profesionales de la salud, 

Día a día el personal de salud se enfrenta a factores de trabajo caracterizados por la sobrecarga de exigencias físicas y emocionales, demandas estrictas para evitar el contagio, limitaciones para el apoyo emocional al paciente, cantidad excesiva de trabajo por la demanda de pacientes que atender, limitación en los recursos requeridos para desempeñar el trabajo y jornadas extensas de trabajo. 

Frente a esta situación, es posible que se incremente el riesgo de la automedicación ya que muchos tienen la intención de mitigar los síntomas (ansiolíticos, antidepresivos e inductores de sueño), pudiendo incrementar igualmente hábitos poco saludables, como el consumo de alcohol y tabaco, realizando conductas para alejarse del dolor que pueden realmente conducirlos a padecer otros problemas de salud.

No tenemos por qué enfrentar las crisis solos, contar con apoyo profesional y personalizado hará la diferencia y nos acercará hacia el bienestar. Todos necesitamos ayuda en algún momento.

¿Necesitas hablar con alguien?
Conéctate HOY con un profesional online.

¿Cómo cuidar nuestras emociones mientras cuidamos la salud de otros?

Todos nos hemos sentido afectado en muchas formas desde que comenzó la pandemia, pero el personal de salud ha sido el que ha dado su mayor esfuerzo, sacrificando su seguridad y poniendo en riesgo su vida.

El personal de salud ha sido crucial al enfrentar la pandemia por Covid-19, por meses nos hemos maravillado con su vocación, entrega y altruísmo, por eso debemos propiciar su cuidado físico y emocional.

Al menos el 50% del personal médico ha sufrido cuadros de estrés, pánico y/o ansiedad, por las condiciones extremas de trabajo que exige el estar en la primera línea de batalla ante una pandemia como la que ha provocado el coronavirus.

¿Cuáles son las señales de alerta?

Es crucial estar atento ante los posibles síntomas que se puedan presentar ante situaciones de estrés extremo. Toda persona que sea parte del personal médico es vulnerable a sufrir alguna de estas reacciones:

Reacciones emocionales.

Las reacciones emocionales se producen al enfrentar situaciones difíciles durante períodos prolongados.

  • Culpa.

  • Miedo.

  • Ansiedad.

  • Impotencia.

  • Frustración.

  • Tristeza.

  • Irritabilidad.

Reacciones físicas.

Las reacciones físicas son las manifestaciones que se presentan en el cuerpo como consecuencia de exponerse a estrés extremo e initerrumpido. 

  • Dolor de cabeza.

  • Mareos.

  • Malestares digestivos.

  • Dolor muscular.

  • Sudoración extrema.

  • Falta de aire. 

  • Falta de apetito.

  • Insomnio.

  • Agotamiento.

Reacciones conductuales.

Estas manifestaciones modifican la conducta habital de la persona al estar sometida a situaciones extremas.

  • Evitar personas, situaciones o conflictos.

  • Incapacidad para desconectarse del trabajo.

  • Hiperactividad.

  • Aislamiento.

  • Dejar de atender los cuidados personales.

Reacciones cognitivas.

Se refieren a los problemas cognitivos que pueda presentar la persona al encontrarse sometida a estrés extremo.

  • Falta de memoria.

  • Dificultad para concentrarse.

  • Confusión.

  • Dudas constantes.

  • Pesadillas.

  • Contradicciones.

  • Negación.

  • Pensamientos obsesivos.

Si eres profesional de la salud y estás viviendo este tipo de situaciones, ¿qué puedes hacer?

Al estar en la primera línea de atención contra la pandemia que ha provocado el coronavirus, se es muy vulnerable a sufrir trastornos emocionales ya que es una situación de estrés extremo. Si te encuentras en esa situación, aquí te puedo ofrecer algunas recomendaciones:

  • El primer paso es darte cuenta de lo que te está sucediendo y reconocer la emoción que estás viviendo en este momento. No es fácil sentirse triste, ansioso, molesto, frustrado en el trabajo y mucho menos sentir impotencia por no poder ayudar a salvar más vidas. Reconoce que esta situación te afecta.

  • Sé compasivo y comprensivo contigo mismo, tú también eres un ser humano que siente. Mantén presente que has salvado la vida de muchas personas.

  • Autoevalúate, es necesario que revises qué conductas estás realizando para afrontar lo que estás viviendo, por ejemplo evalúa si estás automedicándote o si has cambiado tus hábitos alimenticios y el consumo de sustancias.

  • Involúcrate en reuniones frecuentes con tus compañeros, expresa lo que sientes y valida con ellos cómo se sienten y qué han hecho para afrontar lo que están viviendo.

  • Descansa. A pesar de la exigencia en la carga laboral debes descansar física y emocionalmente. Revisa con tus compañeros las estrategias que pueden utilizar para cumplir con tiempos de descanso, te necesitan sano física y emocionalmente para que sigas salvando vidas. Se ha demostrado que la fatiga crónica afecta significativamente la salud incluso la toma de decisiones, lo cual es clave en el desempeño de tus labores. 

  • Alimenta tus redes de apoyo social. Aunque es una realidad que estamos en un momento de distanciamiento físico, no te alejes de tu vida social, utiliza la tecnología para mantener comunicación con tus redes de apoyo social, alimenta los vínculos sociales con tu familia con tus amigos. Se ha demostrado que el apoyo social de calidad es un excelente amortiguador de efectos negativos en la salud.

  • Permítete pedir ayuda. Reconocer las señales de estrés es crucial ya que apenas detectemos cualquiera de los síntomas, debemos buscar el apoyo profesional necesario y así recuperar la estabilidad emocional.

  • Aplica estrategias de ayuda emocional. Todos somos distintos y algunas cosas nos producen más bienestar que otras, es importante conocer aquello que te ayuda a reducir el estrés y retomar el control en situaciones extremas. También puedes aplicar las metodologías clásicas de relajación, como técnicas de respiración, practicar la atención plena, estiramientos y actividad física.

Gracias, gracias infinitas por tu entrega y devoción, tu trabajo será parte de las acciones heróicas de la historia, pero por favor, no olvides cuidarte a ti también. Si algo nos ha enseñado la lucha contra el covid-19 es que debemos trabajar unidos.

Cuida tu salud emocional para que puedas seguir dando lo mejor de ti en estos momentos tan importantes y en los que seguimos necesitando de gente como tú.

Comienza ya. Encuentra el psicólogo online ideal para ti.
Cuida de tus emociones con OpciónYO