¿Cómo enfrentar una Depresión por Covid-19?

Estamos cumpliendo un año desde que se cerraron las fronteras entre países y comenzamos una cuarentena que, en algunos casos, parece no tener final. La Pandemia por Covid-19 ha cambiado muchos aspectos de nuestra vida, y esto incluye nuestras emociones. Es fácil deprimirse pero debemos recordar que hay razones para seguir luchando.

offline

¿Por qué es importante realizar terapia de forma regular?

Todos somos podemos sentir tristeza de vez en cuando pero también somos vulnerables a tener depresión, incluso sin darnos cuenta. Luego de todos los conflictos que hemos enfrentado desde el desarrollo de la pandemia por Covid-19, la realidad de todos ha cambiado y se ha hecho más complicado mantener un buen estado de ánimo.

Lamentablemente todavía hay mucho desconocimiento, e incluso discriminación, entorno a conflictos emocionales, ya sean como la depresión o la ansiedad, o ya sean más complejos como la bipolaridad o el autismo, solo por nombrar algunos ejemplos.

El caso es que la salud emocional es tan natural como el aire en nuestros pulmones, y sí es posible cultivarla con ciertos cuidados básicos, en especial cuando nos enfrentamos a situaciones tan complejas como las consecuencias de la pandemia.

No hay por qué esperar a tener un quiebre emocional para asistir a terapia, todo lo contrario, el realizar terapia de forma regular nos ayuda a cuidar y desarrollar nuestras emociones, y lo que es más importante, nos ayuda a prevenir posibles conflictos emocionales que se puedan desarrollar. Recuerda que todos somos vulnerables a sufrir cualquier malestar emocional. Incluso sin saberlo.

¿Qué es la depresión?

La tristeza y la melancolía son emociones bastante comunes ya que todos nos sentimos así en algún momento y por diversas razones, sin embargo, cuando estas emociones se vuelven persistentes y se hacen tan fuertes que nos impiden realizar nuestras rutinas diarias, es muy posible que estemos ante un cuadro de depresión.

La angustia, el miedo, la inseguridad y el desasociego que nos ha producido la lucha contra la pandemia resultan, al menos en muchas personas, realmente agotador, y de esta manera nuestras defensas se ven afectadas, por lo cual es muy posible desarrollar un cuadro de depresión.

Ya sea que te encuentres en las líneas de batalla, en la retaguardia o incluso si eres un sobreviviente de covid-19, lo cierto es que todos somos ahora más vulnerables a sufrir depresión.

¿Cuáles son los síntomas de la depresión?

  • Irritabilidad.
  • Desánimo.
  • Trastornos de sueño como dormir demasiado o padecer insomnio.
  • Trastornos en el apetetio, ya sea comer en exceso o no comer nada.
  • Cansancio.
  • Falta de energía.
  • Inactividad.
  • Retraimiento.
  • Problemas para socializar.
  • Pérdida de interés en las actividades que antes resultaban placenteras.
  • Pensamientos negativos recurrentes.

Hemos vivido tiempos sin precedentes y todos estamos sometidos a grandes cantidades de estrés, para evitar que estas emociones nos ahoguen y nos afecten emocionalmente, necesitamos contar con apoyo personalizado y profesional. Poder establecer contacto con otro ser humano, de forma segura, que nos entiende y acompaña en medio de este malestar, será el rayo de luz que tanto necesitamos en medio de tanta oscuridad.

¿Necesitas hablar con alguien?
Conéctate HOY con un profesional online.

¿Cómo enfrentar la depresión por Covid-19?

Podemos pensar que la situación actual de la pandemia por el virus llamado COVID-19 ha provocado de manera generalizada efectos a nivel social y personal en múltiples niveles: confusión, temor, incertidumbre y los duelos por la muerte de los seres queridos, la gran mayoría de ellos sin poder darles una despedida. 

Todo ello conlleva a uno de los estresores sociales más agresivos que ha sufrido la humanidad hasta el momento. El hecho de deber cambiar de un día para otro las rutinas diarias, no poder tener contacto con nuestras familias ni amigos, perder el empleo y vivir en aislamiento, generó un impacto profundo en la salud mental de las personas, especialmente en las aquellas que viven solas, y más aún en los adultos mayores. 

Podemos pensar también que sucede en las personas cuando se trata de traumas que pueden ser devastadores en contextos donde se rompen tramas (psíquicas, simbólicas, familiares y sociales) y cuando se afrontan niveles de incertidumbre como los que genera el COVID-19 cuando sobrepasan cierto límite: aquí es imposible imaginar un futuro. 

Predomina la consulta psicológica por un estado de desvalimiento, con indicadores de oscilaciones intensas en la autoestima, sentimiento de desesperanza, apatía, trastornos del sueño y del apetito, ausencia de proyectos, crisis de ideales y de valores, impulsiones, adicciones, labilidad en los vínculos, entre otros. La pandemia ha incrementado estos cuadros. 

La angustia frente a un largo periodo de aislamiento que duró meses ha calado hondo: la incertidumbre, la falta de horizonte claro y el temor ante un virus invisible y muy contagioso procuró y desde entonces se vive en un estado de tensión constante. 

¿Qué nos puede provocar el estrés?

Cuando somos sometidos a grandes cantidades de estrés podemos presentar alguno de los siguientes síntomas:

  • Emociones negativas como la frustración el enojo, la trizteza, el temor o la preocupación.
  • Dificultad para tomar decisiones.
  • Falta de concentración.
  • Trastornos alimenticios, ya sea comer en exceso o dejar de comer.
  • Trastornos del sueño.
  • Pesadillas recurrentes.
  • Malestares físicos como dolor de estómago o de cabeza.
  • Si ya se tenía alguna enfermedad física o mental, estas suelen agravarse o intensificarse. 

¿Cómo podemos hacerle frente a la depresión por Covid-19? 

Para enfrentar toda crisis lo primero es tratar de mantener un estado mental positivo, buscar la calma y al serenidad, por por supuesto esto es mucho más sencillo decirlo que realizarlo, ¿no es cierto? Para eso podemos explorar ciertos consejos generales que nos ayudarán a atravesar esta agobiante situacion.

  • Limitar el tiempo que dedicamos a ver, leer o investigar sobre las noticias alrededor del covid-19. Esto incluye también la sredes sociales. Es importante mantenerse informado, pero muchas veces caemos en un exceso de información que sólo provueme la angusta y el miedo.
  • Cuidemos nuestro cuerpo. Cada quien responde de manera distinta y tiene sus propios métodos para relajarse, pero este es el momento ideal para explorar alternativas nuevas, como quizás probar algún ejercicio físico nuevo, o una metodología de relajación, o realizar alguna actividad creativa como pintar o tocar un instrumento. Y por supuesto, no olvidemos que lamanera ideal para relajarnos es a través de ejercicios de respiración. 
  • Evite el consume en exceso de sustancias ajenas a su organismo, como el tabaco o el alcohol. Aunque estas opciones pueden ofrecer un alivio instantáneo, suele ser momentáneo y no propician una acción resolutiva, por lo cual, el malestar volverá con mayor intensidad cuando se pasen los afectos. 

Estas tareas profundas nos ayudarán a hacerle frente a la crisis emocional que desata la pandemia por Covid-19 y también nos ayudará a tener un estado emocional más saludable. 

¿Qué podemos hacer de manera inmediata?

  • Apuntar a la prevención, a los cuidados. 
  • No menospreciar ni exagerar las medidas de cuidado y autoprotección. 
  • Estar informado pero no a sobre informarse, el hecho de estar en contacto con noticias e información con tinte negativo impulsa a la producción de pensamientos negativos y ello al sentimiento de desesperanza. 
  • No dejar de estar en contacto por más que sea de manera virtual con seres queridos y amigos, mantener las redes de apoyo emocional es fundamental para afrontar la soledad. El distanciamiento es físico, no social, emocional o cariñoso. 
  • Mantenerse bien hidratado, con una buena alimentación y realizar ejercicio físico. 
  • Centrarse en el hoy con la práctica de yoga o meditación. 
  • Proponerse pequeños objetivos que puedan realizarse en el corto plazo y poder visualizar la realización de los mismos. 
  • Buscar apoyo terapéutico, el trabajo en terapia te ayudará en tu caso en particular para que puedas encontrar las herramientas adecuadas y así poder afrontar la situación y mejorar tu calidad de vida. No hay salud sin salud mental. 

¿Cómo ayudar a los demás?

Cuando logramos mantenernos en un estado positivo y de tranquilidad ante la crisis, es posible que queramos ayudar a otros a alcanzar niveles emocionales más positivos, para ellos debemos mantener la comunicación, aunque sea a distancia, nunca debemos subestimas el poder de un mensaje o una llamada. De esta manera rompemos el aislamiento y la soledad, sin ponernos en riesgo.

Es importante chequear de vez en cuando a nuestros familiares y seres queridos, en especial aquellos que viven solos y que son de edad avanzada, ya que ante cualquier síntoma de malestar físico o emocional, debemos comunicarnos con las autoridades competentes.

Es posible que algún ser querido se encuentre luchando contra la depresión, incluso sin saberlo, y poder brindarle una palabra de apoyo y el estímulo para que busque ayuda profesional, hará la diferencia para que pueda atravesar la crisis de manera victoriosa.

Si algo nos ha enseñado la pandemia por Covid-19 es que tenemos que trabajar unidos para cuidarnos y sanarnos. Siempre respetando las medidas de seguridad sanitaria, por supuesto, debemos conectarnos, apoyarnos y ayudarnos, porque sólo juntos podremos salir de esta crisis.

La unión hace la fuerza y hoy más que nunca debemos aplicarlo.

No tienes que afrontar tu depresión solo.
Comienza a mejorar tu depresión junto con un psicólogo online.