¿Cómo proteger nuestra psique ante tanta incertidumbre?

Este último año ha sido muy particular, difícil y para algunas personas incluso trágico. La pandemia por Covid-19 cambió nuestras vidas drásticamente y eso también influye en nuestra mente y en cómo nos relacionamos. Para proteger nuestra psique ante tanta incertidumbre debemos contar con apoyo profesional y personalizado y así poder hacerle frente a esta crisis y trabajando en nuestras emociones.

offline

¿Cómo nos ha afectado la incertidumbre por el coronavirus?

Hace pocos días se cumplió un año desde que la OMS declaró la Pandemia Mundial por Coronavirus, y desde entonces toda nuestra vida se ha visto afectada en diferentes niveles. Seguimos sometidos a grandes cantidades de estrés y todavía no estamos muy seguros de cómo se irán desenvolviendo las situaciones.

La psique es la totalidad de nuestra estructura psicológica, donde tienen lugar los fenómenos psíquicos como los pensamientos, la percepción, la intuición, memoria, olvido, emociones, y motivación, sólo por mencionar algunos.

Toda nuestra psique está siendo amenazada ante esta situación inédita de la pandemia por Coronavirus, aunque en el pasado la humanidad ya se había enfrentado a distintas pandemias, nunca había detenido al mundo entero, y es que como consecuencia de la globalización, el virus se esparció por todo el mundo en tiempo récord. 

Esta situación que nos está tocando vivir, de total incertidumbre, nos lleva a hacernos toda clase de preguntas: ¿cómo lidiar con el absurdo? ¿Cuál será el impacto psicológico? ¿Qué haremos para ejercer nuestra libertad con responsabilidad?

A nivel global, las decisiones que tomemos moldearán al mundo en los próximos años, entre una vigilancia autoritaria y el empoderamiento ciudadano. Una población automotivada y bien informada suele ser mucho más poderosa y eficaz, que una población controlada e ignorante.

Esta pandemia nos enfrenta, principalmente, ante la fragilidad de la condición humana, nuestra vulnerabilidad, y la amenaza de contagio se siente tan inminente, tan cercana, que resulta en una experiencia aterradora.

Además, estamos sintiendo el peor de los miedos, el miedo a lo que no podemos ver, a lo invisible, a una fuerza desconocida. 

Pareciera que estamos a la interperie, solos e imposibilitados ante el contacto personal y el afecto.

Por eso es tan complejo relacionarnos con esta nueva normalidad que nos ha tocado vivir. La angustia, el miedo y la incertidumbre, están al acechado a cada momento y se hace cada vez más difícil seguir con nuestras actividades diarias, ser productivos, sacar proyectos adelante y lograr nuestros objetivos.

El apoyo terapéutico profesional y personalizado es vital para enfrentar este tipo de situaciones. 

Contar con una guía profesional te ayudará a entender tus emociones, aceptarlas y sacar lo mejor de cada situación. Descubrirás que incluso en las peores situaciones, como esta pandemia que hemos tenido que enfrentar, con la ayuda adecuada podrás utilizar la crisis para crecer y no padecer.

Comienza ya. Encuentra el psicólogo online ideal para ti.
Cuida de tus emociones con OpciónYO

¿Cómo protegernos ante la crisis actual?

La Pandemia ya ha cumplido un año y aunque han habido cambios positivos, especialmente con el comienzo de distribución de las distintas vacunas, la verdad es que aún no vemos el final de esta historia. 

En muchos lugares la medidas de seguridad y aislamiento siguen siendo muy estrictas, aún hay familias que no se han podido reunir, y lamentablemente el otro lado de la pandemia es su repercusión económica.

Nos sentimos abrumados, como arropados por el destino, ¿quién esta al mando de mi vida? ¿Qué podemos conocer? ¿Qué esperamos si hacemos lo que debemos?

Así que, ¿cómo podemos proteger nuestra mente de esta incertidumbre tan prolongada?

Se trata de preservar el sentido en el centro mismo del sinsentido, de vernos y reflexionar sobre nosotros mismos, establecer nuevas referencias existenciales, de lidiar con el absurdo desde la lucidez. Estamos en un proceso de de-construir pensamientos, actitudes y hábitos, para poder instalar unos nuevos.

Vivir es elegir, siempre estamos tomando decisiones de todo tipo que nos acercan o alejan de nuestra misión de vida. Nuestro mayor acto de libertad es elegir la actitud ante las circunstancias que nos tocan vivir, necesitamos pensar para saber que estamos sobreviviendo.

Un recurso de primer orden es sumergirnos en la literatura para interpretar e integrar el presente; es tiempo de introspección, de vivir más en el adentro que en el afuera, de hacernos preguntas, de no olvidar el futuro que te imaginaste, de asumir responsabilidad ante lo que puedo cambiar en lo que estoy haciendo.

¿Cómo superar que nuestros proyectos se han esfumado? La capacidad de adaptación y resiliencia nos pueden ayudar a encajar estos cambios, visualizar escenarios y prepararse profesionalmente en otros oficios o actividades que tendrán más demanda en el mercado laboral.

Es necesario identificar todo lo que estamos sintiendo: tristeza, desconcierto, miedo, angustia, ansiedad, depresión, por mencionar sólo algunos ejemplos, y trabajarlos en terapia a los efectos de no agotar nuestro equipo emocional y empezar a somatizar enfermándonos.

Algunos concejos prácticos:

Cuando estamos sometidos a sutiaciones de estrés nuestra mente y nuestro cuerpo se ven afectados, provocando consecuencias negativas en todos los aspectos de nuestra vida.

Por eso quiero ofrecerte algunos concejos sencillos pero muy prácticos para poder hacerle frente al estrés.

  • Pon las noticias en off. Es importante que te tomes descansos conscientes de las noticias, y esto incluye redes sociales. Aunque es importante estar bien informado, hay tanta información circulando que llegamos a intoxicarnos.

  • Cuida tu cuerpo. Trata de propiciar un buen descanso y una buena alimentación. Esta es la base para poder desarrollarnos de manera adecuada y mantenernos protegidos ante la incertidumbre de las crisis.

  • Mantente en contacto con tus seres queridos. Gracias a la tecnología, incluso en medio de situaciones de aislamiento, todavía podemos mantener en contacto con nuestra familia y amigos. Llámalos de manera regular, conversen y disfruten de su compañía, aunque sea virtual.

  • Realiza actividad física de forma diaria. 

  • Evita el consumo excesivo de alcohol y nicotina.

  • Realiza ejercicios de respiración para mantenerte relajado.

  • Haz ejercicios de estiramiento para liberar la tensión de tu cuerpo.

  • Asegúrate de reservar tiempo para relajarte. Cada persona es distinta y encontramos confort en distintas actividades. Prueba hasta encontrar la que mejor se adapte a ti y tus necesidades.

  • Prueba con actividades relajantes, como Yoga o Tai-Chi, por ejemplo.

  • No descuides tus exámenes de rutina para chequear tu salud.

  • No te descuides con las medidas de seguridad sanitaria.

  • Busca apoyo profesional. El apoyo terapéutico siempre es necesario, pero en situaciones como la que vivimos, son cruciales. Así podrás identificar, entender y trabajar tus emociones.

La atención psicológica virtual resulta altamente efectiva para compartir lo que sentimos, entender y actuar de la manera más asertiva posible, si nosotros no estamos bien con nosotros mismos, no seremos capaces de enfrentar airadamente esta complicada realidad a la que estamos expuestos.

Los griegos decían que el destino es todo aquello que no puedes controlar, así que urge diferenciar sobre qué podemos hacer individual y colectivamente, y sobre qué no podemos, intervenir para así reajustar nuestros planes. Quien tiene un por qué para vivir encontrará siempre un cómo.

No esperes a encontrarte sumido en un pozo sin fondo, agobiado por la tristeza, el miedo y la soledad. Toma acción hoy y ordena tus emociones para que puedas seguir adelante, incluso en medio de las peores tempestades.

Para recibir apoyo personalizado
Habla con un profesional hoy