¿Qué es el Trastorno mixto ansioso-depresivo persistente?

Ana Gabriela García Escamilla

Psicoterapeuta

Un trastorno ansioso-depresivo, se caracteriza principalmente por la pérdida de interés hacia las cosas que rodean a la persona, tristeza, fatiga, irritabilidad, tiende a tener pensamientos disruptivos, es decir, que juegan en contra, incluso en el sentido de la vida, el malestar en ocasiones se muestra físicamente.

¿Qué puede hacer la terapia con el trastorno mixto ansioso-depresivo?

La psicoterapia cognitivo-conductual precisa de la participación activa del paciente e involucra a sus redes de apoyo sobre todo cuando la patología es severa, considerando la gravedad es que se debe considerar que el tratamiento deberá ser integral, de manera que un médico psiquiatra deberá hacer el seguimiento fármaco del paciente si es requerido.

Como primer punto la entrevista inicial arroja siempre información valiosa para el terapeuta de manera que, mediante esto, se podrá notar si es un cuadro derivado de una situación psicosocial u orgánica. 

Dentro de los criterios importantes a considerar durante la entrevista para tener un mejor panorama, es, tomar en cuenta la frecuencia de los momentos de malestar ejemplo; ¿Cuántos días a la semana se siente decaído? ¿Cuántas veces durante el día o la semana presenta ansiedad?

Cuando existe este padecimiento es importante indagar si el paciente ha tenido algún tipo de ideación, planeación o acción suicida, así como el consumo de medicamentos, y/o sustancias psicoactivas.

Una vez identificando el problema del paciente, es necesario comenzar con aquello que en orden de importancia (en ocasiones los pacientes tienen más de un tema a tratar) ya sea del paciente o a consideración de terapeuta.

Se centraliza el problema, indagando a través del discurso, las herramientas de afrontamiento con las que el paciente cuenta. 

El papel del terapeuta siempre será identificar los pensamientos intrusivos, el sistema de creencia, el contexto social en general, entre otros aspectos que acompañan a la persona, para poder tener una intervención a través del método socrático y la entrevista (técnica de flecha ascendente).

Una vez que el paciente es consciente y comprende sus pensamientos y emociones, proseguimos con el entrenamiento de resolución de problemas, es decir, que el paciente sustituye pensamientos automáticos o rumiantes por aquellos que brindan una solución efectiva al problema, se realiza la comparación de conductas pasadas con las presentes. 

En medio del trastorno de ansiedad, existen ataques de pánico o ataques de miedo, así como una fuerte creencia de que algo malo sucederá, poseen una sensación de peligro, desesperanza, pesimismo ante el futuro, y baja autoestim, todo eso le impide a la persona poder llevar una vida normal, por eso es vital contar con apoyo profesional y personalizado.

Los trastornos de ansiedad y depresión deben ser diagnosticados y tratados por profesionales de la salud mental, ya que si no se atienden de manera correcta, pueden provocar malestares emocionales y físicos, como por ejemplo, pérdida de peso, apariencia desalineada, en el aspecto conductual se puede notar un aislamiento, entre otros. 

La ansiedad y la depresión son trastornos bastante comunes entre las personas, no distingue edad, género ni condición social, y puede llegar a imposibilitar nuestro libre desenvolvimiento, pueden convertirse en un verdadero monstruo, pero la batalla nunca está perdida.

Sí es posible hacerle frente a estos trastornos y emerger de nuestras batallas, siendo incluso más fuertes.

No tienes que luchar solo.

Comienza ya.

Comienza ya. Encuentra el psicólogo online ideal para ti.

Cuida de tu salud mental con OpciónYO

¿Qué ayuda a mejorar el Trastorno Mixto Ansioso-depresivo?

La mejoría de un Trastorno Mixto Ansioso-depresivo dependerá en gran medida de los cambios de hábitos que tenga el paciente, es decir, tener una mejor alimentación, descanso, ejercicio, quitar sustancias psicoactivas (en caso de consumirlas), la disposición, disciplina, y el acompañamiento terapéutico y familiar. 

Es importante que durante la terapia se explique al paciente el proceso de su tratamiento, lo que se espera de él mismo, así como del cliente.

¿En qué consiste el Trastorno Mixto Ansioso-depresivo?

Esta categoría diagnóstica, describe a las personas que sufren tanto ansiedad como depresión, y con frecuencia vienen acompañadas. 

Este problema se caracteriza por la falta de interés, recurrentes momentos de tristeza, así como de episodios de pánico, pierden el sentido y propósito de vida, constantemente están presentes pensamientos negativos sobre sí mismos y para con el futuro.

Muchos de los trastornos de orden psicológico y/o psiquiátricos, son impulsados por diversas variables, por lo que no necesariamente están apegados a una condición. 

Se acentúa con mayor facilidad cuando existen algunas de las siguientes condiciones:

  • Pérdidas

  • Enfermedades

  • Problemas de tipo social (familiares, amigos, escuela, trabajo, etc)

  • Problemas neurológicos 

  • Problemas endócrinos

¿Cómo puedo saber si tengo depresión y ansiedad?

Los síntomas que se presentan son algunos de los que los pacientes con mucha regularidad refieren, sin embargo, es importante señalar que todas las personas son completamente distintas por lo que el problema dependerá mucho del contexto de la persona.

  • Sentimiento de tristeza (más de 4 meses)

  • Pensamientos intrusivos sobre atentar con la vida misma o bien ¨¿Por qué y para qué vivo?¨. 

  • Miedo 

  • Irritabilidad

  • Aislamiento 

  • Pérdida de interés a las cosas 

  • Fatiga

  • En algunos casos, pérdida del apetito

  • Sensaciones de que algo malo sucederá 

  • Ataques de pánico espontáneos

  • Temblor 

  • Presión en el pecho 

Como se ha mencionado anteriormente, dependerá mucho de las condiciones socioemocionales, culturales, socioeconómicas, historia de vida, situación actual, entre otras, que hacen que la sintomatología ocurra de diferente forma. 

¿Alguna vez has escuchado la expresión: Pero si se veía tan feliz?

Se ha notado con frecuencia en estos trastornos, que algunas personas no identifican inmediatamente la situación, es decir, se normaliza el sentimiento de malestar porque es intermitente, o bien, se le atribuye a una situación específica el malestar, negando y reprimiendo la emoción.

Algunas personas prefieren charlar con personas de su círculo social, más no existe una intervención hasta que la persona no le es posible contener la situación.

Pareciera que hoy día, tomar un tratamiento psicológico es algo normal, sin embargo, aún existen estigmas y resistencia para con el tratamiento terapéutico y su efectividad.  

¿Qué ayuda a las personas a mejorar el Trastorno Mixto Ansioso-depresivo?

Atribuyo mucho la mejoría del paciente a los cambios de hábitos que van en función de ayudar y crear un estilo de vida más saludable, tanto física, como psicológica. 

Para poder abordar un cuadro mixto, se requiere tener una intervención integral donde diversos especialistas (médicos, psiquiatras, nutriólogos) acompañan y monitorean el progreso del paciente, de esta forma se cubren diversas áreas si es que se requieren ser examinadas. 

De esta forma enseñamos al paciente a que este malestar, no sólo depende de un factor para su mejoría, sino que se enfoca la atención a diversos aspectos que componen su bienestar. 

El psiquiatra es un gran aliado para con este padecimiento, pues como sabemos, quizás el paciente tiene toda la intención de progresar, pero sí orgánicamente no se encuentra bien, seguramente el tratamiento psicológico no será suficiente.

Quisiera señalar un suceso que frecuentemente ocurre con los pacientes al momento de derivar, tal como lo he mencionado, existe una fuerte resistencia, y más si de medicamentos se trata. 

La población está desinformada sobre el uso y quien medica estos fármacos, pues existe una fuerte creencia de que se desarrollará una farmacodependencia.

Es labor del terapeuta hacer el encuadre sobretodo sí, con la experiencia se detecta a un posible paciente con estos síntomas, de tal manera que tenga apertura a buscar apoyo en otros profesionales de la salud. 

Otra parte fundamental es el cambio de rutinas, se requiere de buscar alternativas que brinden a la persona propósitos de vida, el contacto social, o bien, el sentirse útil ayuda a transformar las creencias de insuficiencia en alicientes para su progreso. 

Dentro de los cambios que se solicitan en casa es necesario contar con el apoyo de familiares (Al menos 1 persona) para que pueda estar acompañando el proceso sin necesidad de fungir como el cuidador, sino más bien como un guía. 

En el consultorio, derivado de los perfiles con los que trabajo, es recurrente que lleguen mujeres adultas con estos síntomas, por lo general el discurso es que tiempo atrás se han sentido mal, pero que lo han dejado pasar pensando que es algo momentáneo.

Usualmente cuando llegan a terapia es muy posible que su estado de ánimo y energía sea bajo, pero con disposición, además de estar conscientes de la mejoría que quieren alcanzar. 

Al enfrentar un trastorno de ansiedad, o de depresión, es crucial contar con apoyo profesional, pero también se debe tener contención en casa, ya sea con la familia, la pareja o amigos, pero para estas batallas debemos ir acompañados.

Un trastorno mixto ansioso-depresivo no es fácil de entender, ni de tratar, cada persona es distinta y las causas de este malestar pueden ser muy diversas. 

Lo principal es entender que necesitamos accionar para recuperar el control sobre nuestras emociones y nuestra vida.

Por más complejo que pueda parecer, por más oscuro que se vea el horizonte, siempre es posible seguir adelante.

Comienza ya.

La terapia online te ayudará a sobrellevar tu malestar.

Estamos aquí para ayudarte. Comienza hoy con un profesional.
El contenido de este artículo refleja las opiniones de su autor, y no reflejan las opiniones de Opción YO. Todo el contenido para uso informativo exclusivamente. No sustituye el asesoramiento, el diagnóstico o el tratamiento de un médico o un profesional de la salud. Nunca ignore los consejos médicos profesionales por algo que ha leído en este sitio. Si cree que puede tener una emergencia médica, contáctese inmediatamente con su médico o con el 911.

Si estás pensando en hacerte daño a ti mismo o a otras personas, o si sientes que estás pasando por una emergencia no utilices este web site. Comunícate inmediatamente con los servicios de emergencia de tu localidad.