¿Cómo saber diferenciar si sólo estás triste o sufres depresión?

¿No sabes si estás muy triste o ya es un trastorno mental? ¿A veces sospechas que puedes estar atravesando por una depresión? No solo hay maneras de saber la respuesta a estas interrogantes, sino también maneras de salir de ahí. Es importante que aunque no la puedas ver ahora, recuerda que siempre hay luz al final del túnel.

offline

¿Qué es la depresión?

Todos nos sentimos tristes alguna vez pero cuando experimentamos sentimientos como la tristeza, la ira o la frustración, por períodos largos de tiempo, y este tipo de estado anímico comienza a influir de manera negativa en el desenvolvimiento de nuestra vida cotidiana, estamos frente a un cuadro de depresión clínica.

La depresión es un trastorno que afecta a más de 300 millones de personas en todo el mundo. 

Es importante destacar que la depresión es considerada por el DMS-5 como una enfermedad mental, esto quiere decir que hay condiciones para su diagnóstico y tratamiento estandarizadas. 


¿Triste o deprimido?

Es normal estar triste de vez en cuando, sin embargo cuando se está triste por un periodo prolongado sin causa aparente, se puede empezar a sospechar de una depresión. Esta es la principal diferencia: el tiempo.

Podemos sentirnos tristes por diversas razones, pero si pasan las semanas y los meses, y seguimos sumidos en una tristeza absoluta, es posible hablar de depresión.

Sufrir de depresión impacta severamente la salud física y mental, afecta la interacción con los que nos rodean y dificulta el llevar de manera eficiente el día a día. 

Los síntomas más comunes de la depresión son:

 

  • Sentimientos de desesperanza.

  • Falta de energía.

  • Irritabilidad.

  • Cambios en el peso o en la mentación.

  • Cambios en los patrones de sueño.

  • Falta de interés en cosas que antes se disfrutaban.

  • Problemas para concentrarse.

  • Dolores injustificados en el cuerpo.

  • Pensamientos suicidas.

  • Sentimientos de culpa.

  • Tristeza excesiva.

  • Malestar estomacal.

  • Problemas digestivos.

 

Sufrir depresión es algo que puede afectar a cualquier persona, y si no se trata, puede transformarse en un monstruo terrible que succiona nuestras energías para vivir. Nadie tiene por qué vivir sumido en la oscuridad y buscar ayuda profesional es lo que hará la diferencia.

No importa qué tan oscuro esté el horizonte, siempre podemos encontrar la luz.

¿Necesitas hablar con alguien?
Conéctate HOY con un profesional online.

¿Qué hacer si tengo depresión?

Si presentamos algún síntoma de malestar emocional, hay que buscar ayuda profesional.

Si se sospecha estar deprimido lo mejor es ir a un especialista, quien será capaz no solo de hacer el diagnóstico sino también el tratamiento adecuado. Sin embargo, es importante auto observarse y ver si se manifiesta algún síntoma de depresión, ansiedad, estrés o malestar emocional, con qué frecuencia, desde hace cuánto y conocer si hay historial de enfermedades mentales en la familia. 

Una vez que se tiene el diagnóstico, es importante entender que no se está solo y que hay tratamiento para esta dolorosa enfermedad. 

 

¿Qué tipos de tratamientos se pueden emplear para luchar contra la depresión?

Un psiquiatra podrá recetar medicamentos si considera que estos son necesarios. Sin embargo, lo más importante en el tratamiento para la depresión es conseguir un terapista con quien podamos caminar este largo camino de la curación. 

En mi experiencia personal y laboral puedo afirmar que la gran mayoría de las personas que sufren de depresión es porque no han sanado alguna herida del pasado; una vez que esas heridas son reconocidas y trabajadas, los pacientes empiezan a notar la mejoría un día a la vez. 

Esta es la razón por la que no me cansaré de decir que para salir de una enfermedad mental los medicamentos nunca harán el trabajo completo, la terapia es indispensable. 

Ciertos eventos de la vida pueden ser confundidos con una depresión, por ejemplo el estar triste por alguna circunstancia o por una situación de duelo. El duelo puede presentarse por distintas razones, ya sea por situaciones trágicas como la pérdida de un recién nacido, o de un familiar, pero también por situaciones más cotidianas como perder el empleo o mudarse.

Muchas veces pensamos que una persona deprimida está constantemente llorando, cuando la verdad no es así. 

Las personas deprimidas se encuentran en un vacío el cual no se llena con nada, provocando que se sientan emocionalmente dispersas. La tristeza, es en cambio una emoción básica y sana, la cual todo ser humano debe experimentar, muchos eventos de la vida nos hacen estar triste y llorosos, sin embargo no estamos deprimidos. Este puede ser el caso del duelo. 

Hace un par de años tuve un paciente que insistía en estar deprimida, cuando la verdad no era así. La señora acaba de perder a su esposo y atravesaba era por un profundo duelo. El vivir el duelo no solo es normal, sino necesario para sanar, de hecho el DMS-5 establece que una persona que atraviesa un duelo no debe ser nunca diagnosticada con depresión. 

¿Por qué a veces estas dos cosas pueden confundirse? Porque sus síntomas son muy parecidos, sin embargo se diferencian en que la tristeza del duelo suele ir mejorando con el tiempo y en que la misma es activada cuando vienen recuerdos de la persona fallecida. La depresión es más persistente, y la persona se encuentra en el mismo estado de ánimo el día entero. 

Así como reconozco que la terapia es fundamental, lo es también el apoyo familiar.  Es de extrema importancia que la familia se eduque en qué cosas decir y cuáles no, y que se eduque en qué es la depresión. Pero sobre todo, es de extrema importancia que la familia ofrezca amor y apoyo incondicional.

Aquí hablo a título personal y no laboral, sin el apoyo de mi familia, esposo e hijos jamás hubiera podido salir de la depresión severa que viví por años. 

La depresión es difícil, muy difícil, pero tiene solución y eso es lo importante. Cuando se está deprimido uno siente que jamás podrá salir de esa oscuridad, pero sí es posible. 

Lo importante es pedir ayuda reconociendo que se tiene un problema y buscar especialistas calificados que te ayuden a encontrar esa luz que perdiste, pero que sigue estando dentro de ti.

No tienes que afrontar tu depresión solo.
Comienza a mejorar tu depresión junto con un psicólogo online.