¿Cómo te llevas con la persona del espejo?

Virna Hernández Urdaneta

Licenciada en Psicología. Doctorado en Psicoanálisis

Cuando te miras en el espejo ¿cómo te sientes? La autoestima y el autoconcepto que tenemos de nosotros mismos forma parte de nuestra identidad y es fundamental para nuestro desenvolvimiento y para poder tener una vida plena. Es parte de nuestro bienestar y siempre debemos prestarle especial atención.

¿Por qué es importante tener una buena autoestima?

Una buena autoestima es fundamental para tener una relación saludable con nuestro propio ser. La autoestima mejora nuestro estado de ánimo, nos permite vivir en bienestar, nos motiva, nos da energía para alcanzar nuestras metas y de igual manera, nos permite acercarnos de forma saludable a los fracasos que podamos enfrentar para superarlos de manera positiva.

Tener una buena autoestima significa tener protección. Esto se refiere a que la autoestima tiene un papel fundamental en nuestro desarrollo mental, social e incluso físico, porque está directamente relacionada con el bienestar y nos ayuda a prevenir situaciones de riesgo, como trastornos alimenticios, conductas de violencia y abuso de sustancias.

Por esto, al tener una autoestima saludable, se reduce el riesgo de padecer conflictos emocionales o sociales.

Una buena autoestima nos permite cuidarnos, comportarnos dignamente, respetarnos a nosotros mismos y nos ayuda a sentirnos satisfechos.

¿Qué es la autoestima?

Antes de seguir avanzando, debemos entender qué se esconde detrás del concepto de autoestima. Seguramente lo has escuchado muchas veces pero ¿sabes a qué se refiere, exactamente?

La autoestima es un concepto multidisciplinario ya que no sólo se emplea en el ámbito de la psicología sino también en el académico, social, laboral y deportivo, sólo por mencionar algunos. Sin embargo, a pesar de poder manejarse en distintos campos, todos coinciden en que la autoestima se refiere a lo que pensamos y sentimos sobre nosotros mismos, por lo cual suele ser la razón que motiva nuestras acciones.

En este punto es casi tácito que una buena autoestima es sinónimo de bienestar y es que la autoestima está relacionada con nuestra capacidad para enfrentar los retos que se nos presentan y poder hacerlo de manera eficiente.

Cuando nos enfrentamos a conflictos emocionales o cuando batallamos con algún desorden alimenticio, muchas veces podemos ver que se debe a que nuestra autoestima está por el suelo. Una baja autoestima puede ser causada por distintos factores pero lo más importante de todo esto, es que siempre es rectificable.

Al contar con el apoyo profesional de un especialista, podemos no sólo identificar las causas de nuestra baja autoestima, sino revertirlas y poder gozar de una estima saludable que nos impulse hacia nuestros objetivos, deseos y metas. 

Todo lo que quieres lograr es posible, lo único que se interpone entre tú y tus objetivos, son las odiosas inseguridades y los miedos agotadores. No sigas creyendo esas mentiras sobre que no eres lo suficientemente fuerte o talentoso, tienes más poder del que te imaginas, no lo raciones. 

Comienza una relación saludable con tu reflejo y no sólo irás alcanzando todas tus metas, sino que cada vez que te mires en el espejo, estarás orgulloso de todo el camino que has recorrido.

Comienza ya.

Comienza ya. Encuentra el psicólogo online ideal para ti.

Cuida de tu bienestar con OpciónYO

¿Qué nos define?

A través de diversas disciplinas hemos intentado comprender qué nos define como seres humanos, cuál es nuestro valor y quiénes somos. La identidad humana ha sido tema para la filosofía, la ciencia, la antropología, e incluso la biología, durante siglos, y siempre damos con distintas respuestas, según cada época.

En la Edad Media lo que nos definía era nuestra relación con lo divino y en el Renacimiento, nuestra relación con el conocimiento, sólo a manera ilustrativa. Y las distintas disciplinas también tienen su concepto sobre qué nos define como seres humanos. Para la genética somos un código, para la física somos materia, para la antropología somos cultura y para la psicología somos procesos y conductas mentales.

Pero todo esto parecen conceptos simplistas sobre algo tan complejo sobre la identidad de lo que somos y es que al final todo se reduce al autoconcepto de cada quién. 

La identidad de cada persona es un paraíso intrincado que se va desarrollando a lo largo del tiempo. De seguro has escuchado que una persona no puede pasar por el mismo río dos veces, y esto es porque tanto la persona como el río, siempre están en constante cambio y evolución.

Los seres humanos somos así, nos mantenemos en movimiento, cambiando, mutando, creciendo. Nuestra personalidad va madurando, al igual que nuestros deseos y las herramientas que desarrollamos para hacerlos realidad.

Aunque quizás pueda parecer abrumador, en realidad es una aventura constante de autodescubrimiento que nos permite reflexionar para cambiar y ser cada día mejores.

La especialista de OpciónYO Virna Hernandez Urdaneta, profundiza sobre este tema tan relevante para nuestro desempeño diario.

¿Qué te define más? ¿Tu Autoestima o tu Autoconcepto? 

Es interesante reflexionar sobre nuestro autoconcepto y autoestima porque en ocasiones nos dan estructura y dirección, pero en otras, vagan por nuestra mente y no son del todo conscientes. Ambos determinan cómo nos vemos y cómo nos juzgamos, qué valor nos damos ante los demás y qué tan importante es la opinión del otro.

El autoconcepto es la imagen que hemos creado sobre nosotros mismos, ese conjunto de características (estéticas, físicas, afectivas, intelectuales) que sirven para definir la imagen de “Yo”. Es relativamente estable, pero también puede evolucionar siguiendo tendencias escalonadas y sutiles. También puede cambiar a través de la psicoterapia con ciertas herramientas que ayudan a modificar creencias sobre uno mismo. 

Veamos ciertas diferencias entre autoconcepto y autoestima: 

El autoconcepto sirve para describirnos a nosotros mismos, mientras que la autoestima hace referencia a nuestra manera de valorarnos, es el componente moral que nos juzga al momento de definirnos. Así, la autoestima es la respuesta emocional ante la imagen que tenemos de nosotros mismos. 

En diferentes contextos suelo escuchar las preocupaciones alrededor de “tener que subir la autoestima” pero creo que sería mejor fortalecer o cambiar creencias en el autoconcepto, les pongo un ejemplo de la vida cotidiana:

Cuando hablamos sobre aquellas cosas de nosotros que nos hacen sentir mal (sean más o menos reales o no), en realidad estamos hablando acerca de nuestro autoconcepto, porque la autoestima es difícil reducirla a palabras. Sin embargo, nuestro interlocutor reunirá esa información y a partir de ahí imaginará la autoestima que tenemos! 

Un autoconcepto frágil y que tiende a lo negativo, la mayoría de las veces estará asociado a una autoestima baja y limitante. Incluso podría acarrear problemas de salud asociados a la depresión, insomnio, desorden en la alimentación, así como dificultades en las relaciones interpersonales y baja productividad.

¿Algunas recomendaciones?

  • Desarrolla tu asertividad. Aprende a poner límites, no hagas lo que no quieres solo por darle gusto a los demás. 

  • Confía en tu propio criterio (para no depender en exceso de lo que digan o hagan los otros).

  • Evita el perfeccionismo y evitarás muchas frustraciones.

  • Cultiva relaciones sociales que te enriquezcan (evita el aislamiento). 

  • Atiende tu salud con buena alimentación, actividad física y descanso. 

  • Pon en marcha algún reto que te haga sentir mejor persona.

Si la imagen que tienes de ti mismo no es favorable y tiendes a juzgarte de una manera muy dura, busca un profesional para que pueda ayudarte a transformar esos conceptos que has construido a lo largo de tu historia y te impiden lograr lo que más quieres. Siempre se puede evolucionar 

En OpciónYO cuentas con todo un equipo de especialistas en psicología y coaching que te acompañarán en cada parte de tu proceso.

Nuestra identidad es fundamental para poder desarrollar todo nuestro potencial y forma parte de la aventura de conocernos cada día más. Una de las maravillas de nosotros como seres humanos, es nuestro constante cambio y desarrollo, por lo cual siempre iremos descubriendo nuevas facetas de nuestra personalidad, nuevos sueños, nuevas capacidades y nuevas fuerzas. 

En la medida que mejor nos conozcamos a nosotros mismos, iremos logrando acercarnos a una vida más satisfactoria, con equilibrio y bienestar, mientras nos re-inventamos y nos atrevemos a cambiar.

Siempre puedes contar con nosotros para seguir descubriendo quién eres realmente y vivir plenamente a través de una autoestima saludable.

Eres más de lo que te imaginas y todo lo que deseas lograr está al alcance de tus manos.

Comienza ya.

Para recibir apoyo personalizado

Habla con un profesional hoy.
El contenido de este artículo refleja las opiniones de su autor, y no reflejan las opiniones de Opción YO. Todo el contenido para uso informativo exclusivamente. No sustituye el asesoramiento, el diagnóstico o el tratamiento de un médico o un profesional de la salud. Nunca ignore los consejos médicos profesionales por algo que ha leído en este sitio. Si cree que puede tener una emergencia médica, contáctese inmediatamente con su médico o con el 911.

Si estás pensando en hacerte daño a ti mismo o a otras personas, o si sientes que estás pasando por una emergencia no utilices este web site. Comunícate inmediatamente con los servicios de emergencia de tu localidad.