Opción YO

Impaciencia

Categoría: MI YO INTERIOR

Si plantamos una semilla no podemos estar escarbando cada cinco minutos para ver si ha crecido. 

Impaciencia

Entonces, ¿por qué seguir cuestionándonos todo el tiempo las decisiones que tomamos y nuestro trabajo duro?

Tengamos paciencia y sigamos regando nuestras semillas! 

Pensar y repensar, dudar y cuestionar, a veces nos llena la mente de preocupaciones y nos deja agotados, además nos quita tiempo y espacio (mental) para tener nuevas ideas o ser más eficientes y productivos. 

¿Impaciente?

¿Muy impaciente?

Algunas recomendaciones prácticas:

  1. Establece metas a corto plazo (un día a la vez). Esto te ayudará a mantenerte más enfocado en el presente y te sentirás recompensado por haber logrado varias cosas en poco tiempo.

  2. Ponle un alto a tus pensamientos exagerados y fatalistas. También analiza tus palabras y mejor toma un respiro para ver si esas frases te harán más daño que bien. Es bueno hacer catarsis pero siempre que seas realista y responsable ante quienes te estás “descargando”. Recuerda que la angustia se contagia más rápido que la gripa y puede convertirse en un círculo vicioso!

  3. Escucha y atiende las señales de tu cuerpo. Él te dirá si estás en tensión o demasiado acelerado y debes relajarte. No pases por alto lo que necesita tu cuerpo por traer una mente a toda velocidad. Se necesitan el uno al otro. Aprende a respirar, a meditar o ten un espacio tranquilo para la introspección.

  4. Enfócate en las soluciones y disminuye tus expectativas. Esto te dará mayor sensación de control y disfrutarás más del proceso. 

La paciencia es necesaria, uno no puede cosechar inmediatamente lo que ha plantado”. Kierkegaard

Súmate HOY a las miles de personas que como tú, han decidido transformar sus vidas.
Es tiempo de decir YO.

Si estás pensando en hacerte daño a ti mismo o a otras personas, o si sientes que estás pasando por una emergencia no utilices este web site. Comunícate inmediatamente con los servicios de emergencia de tu localidad.

x