¿En qué nos beneficia la asesoría vocacional para saber vender nuestros servicios?

Nos hace eficaces al momento de vender nuestros servicios. Todos tenemos intereses y capacidades, pero para poder trabajar de algo que nos apasione es crucial saber vender nuestro talento. Debemos estar conscientes de qué labor vamos a desempeñar, identificar nuestras aptitudes, valorar nuestra habilidad y apoyarnos en la asesoría vocacional para saber ofrecer nuestros servicios.

offline

¿De qué se trata la asesoría vocacional?

La asesoría vocacional es un proceso estructurado de aprendizaje que forma parte del coaching laboral, ya que es crucial ser guiados por profesionales y expertos en el área para así poder determinar nuestros objetivos de vida y reconocer nuestras aptitudes, tanto vocacionales como laborales.

A través de técnicas de asesoramiento aplicadas por un profesional, podrás dejar de lado la incertidumbre laboral y lograr el desarrollo adecuado de tu carrera profesional, gracias al análisis de la información precisa que puedas facilitar.

El coaching se puede aplicar a distintas áreas, como el manejo de emociones, aprendizaje de metodologías e incluso nos ayuda a identificar las actitudes que se transforman en enemigas del aprendizaje, por lo cual es una disciplina bastante versátil que te ayudará a alcanzar tus objetivos. 

Beneficios de la Asesoría Vocacional

La asesoría vocacional ofrece una variedad de beneficios que son principalmente aplicables al campo laboral pero realmente pueden ayudar en diferentes aspectos del desarrollo personal. 

¿Cuáles son esos beneficios?

  • Se analizan las características de diversas profesiones, carreras y roles laborales, lo que permite interiorizar cada una.

  • Se identifican y desarrollan las oportunidades, fortalezas, habilidades e intereses de la persona.

  • Elaborar un objetivo de vida que sea realista y alcanzable, que guiará las decisiones personales, académicas y laborales en todo momento. 

  • Ayuda a evitar el abandono de los estudios.

  • Lograr mayor determinación a través del desarrollo académico o laboral.

  • Motivación.

  • Exigencia.

  • Establecer metas y alcanzarlas.

  • Conocerse a uno mismo.

  • Información actualizada y relevante sobre los distintos campos laborales de interés.

¿Cómo saber vender nuestros servicios?

Actualmente vivimos en un mundo de lo inmediato, si algo me demanda mucho tiempo, lo dejo para más tarde. Por eso es que debemos generar contenidos de valor que con pocas palabras el lector se lleve lo que necesita y muchas ganas de contactarnos. Lo podemos hacer mediante las redes sociales, escribiendo un artículo, videos, y muchas opciones más.

Si quieres duplicar tu público, aumentar tu cartera de clientes y ampliar tu negocio, te invito a seguir los siguientes 3 pasos:

  • Organización y planificación: ¿Cuántos clientes quiero tener por día? (Visión)

  • Estrategia de venta: ¿cómo voy a lograrlo? Por ejemplo, a través de redes sociales.

  • Disciplina: Aplicar todos los días nuestra estrategia de venta.

Ya sea que estés comenzando de cero, o quieras aumentar tu negocio, o empezar uno completamente distinto, la asesoría vocacional te ayudará en todos los aspectos profesionales para establecer una meta acorde a tus intereses y habilidades y así alcanzar el éxito.

Con la orientación adecuada, todo es posible.

Para recibir apoyo personalizado
Habla con un profesional hoy.

¿De qué puede salvarnos la asesoría vocacional?

Confucio dijo que si amamos lo que hacemos, no tendremos que trabajar ni un solo día de nuestra vida, y quizás este es uno de los sueños principales de la mayoría de las personas, ya que trabajar en un espacio que no nos gusta, desarrollando una labor que no nos satisface, crea un desequilibrio emocional muy importante. La vida es demasiado corta como para estar en un trabajo que odiamos.

Estar en medio de una carrera laboral que no te satisface te expone a situaciones tóxicas, si bien es cierto que pueden desarrollarse en diversos ambientes laborales, estarás más expuesto a ellas si te encuentras llevando una laboral que no te gusta.

“¿Alguna vez has sido objeto de agresiones en tu trabajo? ¿Te han insultado, ofendido, humillado, o incluso golpeado en tu trabajo? ¿Has sido intimidado por tu jefe o por tus compañeros de trabajo? ¿Has sido testigo de este tipo de situaciones?

Muchas veces somos víctimas de situaciones de violencia en nuestro lugar trabajo sin darnos cuenta de ello, hasta el punto de confundir un ambiente laboral estricto o que amerita trabajar bajo presión, con un ambiente laboral que ciertamente fomenta situaciones de violencia psicológica. La pregunta que surge entonces es ¿cómo saber si en nuestro ambiente laboral ocurren situaciones de violencia psicológica en el trabajo? 

Empecemos definiendo qué es la violencia psicológica en el trabajo.

  • La Organización Mundial de la Salud (OMS) define los actos de violencia como la acción de ejercer fuerza física o poder, de manera deliberada, ya sea ejecutada o a modo de amenaza, contra una persona o grupo de personas, para causar maltrato psicológico, privaciones, lesiones físicas o psicológicas, daños y abusos. 

  • La Organización Internacional del Trabajo (OIT) establece que la violencia es cualquier comportamiento, acción o escenario en el que una persona sea amenazada, ofendida, humillada, lesionada o agredida por otra persona del ámbito laboral o como consecuencia de dicha actividad laboral.

De ambos conceptos podríamos tomar que la violencia en el trabajo está relacionada a un evento en el que un trabajador es amenazado o agredido física o psicológicamente en el trabajo o por situaciones relativas al trabajo que pueden atentar contra su seguridad y su salud física y mental.

En general, todos tenemos idea de lo que significa la violencia, sin embargo, muchos de nosotros la asocia sólo a la agresión física, sin darnos cuenta que existen otras formas de violencia mucho más sutiles que generan consecuencias negativas para la salud de las personas y el clima en el trabajo. 

Esas otras formas de violencia podrían ser englobadas como formas de violencia psicológica y están descritas como acciones u omisiones dirigidas para controlar, degradar o perturbar el comportamiento, la conducta, las decisiones o las creencias de una persona, a través de maneras hostiles tales como la intimidación, humillación, aislamiento o cualquier otra acción que comprometa la estabilidad emocional o psicológica de una persona. 

Es importante entender que la violencia psicológica es tan dañina para la salud, o incluso más dañina, que la violencia física, ya que implica una agresión a la psiquis que suele hacer mella justo donde la persona se siente insegura, haciéndola sentir mucho más débil y vulnerable frente al agresor.

Cuando un ambiente laboral fomenta y refuerza situaciones como las descritas, estamos en presencia de ambientes de trabajo hostiles y violentos que atentan contra el bienestar y salud de los trabajadores que hacen vida en la empresa, siendo afectados en forma negativa. 

También otros indicadores de gestión en las empresas como la seguridad, la productividad, la calidad, el presentismo laboral, la satistaciòn laboral, alteración de las relaciones interpersonales y el clima de trabajo, alejándose de esta manera de modelos empresariales saludables y exitosos.

¿Qué podemos hacer si somos objeto de este tipo de situaciones? 

El primer paso es comprender el problema. No es fácil darse cuenta que somos objeto de violencia en el lugar de trabajo, es doloroso y genera emociones de rabia y frustración con lo que nos sucede. 

Incluso a veces podemos llegar a ver como normal el maltrato, justificándose, y es aquí cuando nos hemos habituado al maltrato. Otras veces somos conscientes de lo que sucede pero no llegamos a actuar por el temor que nos puede generar tomar acciones que nos traigan como consecuencia un despido laboral. 

En todo caso, te puedo recomendar las siguientes acciones.

  • Haz una autoevaluación acerca de lo que te sucede y las acciones que has realizado.

  • Analiza desde cuándo eres objeto de situaciones de humillación, gritos, amenazas, señalamientos negativos constantes, aislamiento, descalificaciones, e intimidación, y qué has hecho al respecto.

  • Identifica los comportamientos y las personas, corrobora con personas de confianza estas situaciones, conversa con tu supervisor o de ser posible con un superior acerca de lo que te está sucediendo.

  • Habla con el agresor de manera asertiva acerca de lo que hace y cómo esta situación afecta la dinámica laboral, muchas veces cuando el agresor es confrontado en forma asertiva deja de hacerlo ya que se da cuenta que ha sido puesto en evidencia.

  • Si es posible denuncia la situación ante el servicio de salud ocupacional de la empresa o solicita apoyo en un psicólogo dentro de la empresa que pueda darte herramientas desde el punto de vista organizacional para canalizar ese conflicto.

  • También puedes asistir a terapia con un psicólogo que te ayude a manejar este tipo de situaciones.

  • Y en última instancia, si piensas que no es viable que tú puedas detener estas situaciones evalúa qué tan conveniente es que sigas laborando allí y plantéate si es posible cambiar de área dentro de la misma empresa o de empresa, ya que es necesario que coloques en una balanza tu trabajo versus tu salud mental. La asesoría vocacional te ayudará a seguir el desarrollo en tu carrera laboral, o incluso, encontrar una nueva.

Debes saber que estar expuesto en forma reiterada a situaciones de violencia psicológica puede afectar tu rendimiento en el trabajo e incluso puede alterar tu salud, manifestando distintos síntomas, como por ejemplo:

  • Problemas para dormir.

  • Dolores de cabeza.

  • Tensión muscular.

  • Problemas de atención y concentración.

  • Bloqueos mentales.

  • Abuso de sustancias (alcohol, drogas, tabaco, fármacos).

  • Desórdenes alimentarios.

  • Afectación emocional (miedo, rabia, tristeza).

  • Pérdida de energía, baja autoestima, entre otros.

Cuida tu salud mental y bienestar en todos los ambientes de tu vida, también en tu trabajo

La asesoría vocacional nos beneficia para conocer nuestras aptitudes, identificar y desarrollar nuestras capacidades, nos enseña a vender nuestros servicios y nos ayuda a evitar situaciones tóxicas en el ambiente laboral. Nuestro trabajo forma una parte fundamental de nuestra vida, por eso es vital que sea una relación saludable y productiva.

Si alguna vez te has encontrado en una situación de violencia laboral, no desesperes, el apoyo profesional te ayudará a sanar y superar este tipo de situaciones tóxicas, además, te acompañará a seguir el desarrollo de tu carrera, o incluso cambiar de rumbo, si eso es lo que realmente quieres.

Nunca es tarde para cambiar de rumbo.

¿Necesitas hablar con alguien?
Conéctate HOY con un profesional online.